DECALOGO DEL PACIENTE DIABETICO VIAJERO


Llevar alguna identificación de la condición de diabético, así como un breve informe médico (preferiblemente en inglés si se viaja al extranjero) donde se especifique el tratamiento habitual que precisa.

Antes de viajar, consultar con su equipo médico habitual para que éste le oriente sobre las modificaciones de la pauta terapéutica que puede precisar durante el viaje.

Llevar encima la medicación habitual de la diabetes (insulina o pastillas) en cantidad más que suficiente para todo el viaje, un medidor de glucosa con abundantes tiras reactivas, tiras reactivas para medir cuerpos cetónicos en orina, algunos alimentos que contengan hidratos de carbono tanto de absorción lenta como rápida así como un inyectable con glucagón si la insulina es su tratamiento habitual.

En caso de no viajar solo, los acompañantes han de saber que usted padece diabetes y como actuar en caso de hipoglucemia.

Informarse sobre la cobertura sanitaria del país de destino , así como de la disponibilidad para obtener su medicación habitual si precisara adquirirla y de las presentaciones y nombres comerciales de la misma.

Si se viaja a un país en que es necesario vacunarse o hacer quimioprofilaxis de alguna enfermedad , mejor hacerlo con suficiente tiempo para que en caso de aparecer reacciones adversas estas tengan lugar antes del inicio del viaje.

Medir con frecuencia los niveles de glucosa en sangre para detectar hipoglucemias y utilizar un calzado cómodo y flexible (y usado), para no tener problemas en los pies, son dos recomendaciones básicas si durante el viaje se prevé caminar más de lo habitual.

Conocer las normas básicas de mantenimiento de la insulina (en caso de que ésta sea nuestro tratamiento), llevando incluso una pequeña nevera para su almacenamiento, si viajamos a lugares donde esperamos temperaturas superiores a los 30 o C.

Caminar unos minutos cada 2 o 3 horas en caso de viajes largos , tanto sean por carretera como en barco o en avión. Evitaremos problemas de circulación en las piernas así como aumentos innecesarios de glucosa en sangre debidos a la inactividad.

Planificar, informarse y anticiparse a los posibles contratiempos son la garantía de que cualquier viaje sea un éxito, incluso con diabetes.

Visitas: 231

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

Ir a visitar amigos y familiares o simplemente salir de viajes por placer o negocios significa que habrá cambios en nuestra rutina diaria. En estos casosno debemos olvidar controlar nuestra diabetes durante el viaje. Hágase la prueba de la glucosa más a menudo, porque los cambios de horario pueden afectar los niveles.

Recuerde llevar sus medicamentos

  • Empaque el doble de los suministros que prevé usar, en caso de que haya demoras en el viaje.
  • Tenga a mano refrigerios, gel o tabletas de glucosa en caso de que baje su nivel de glucosa.
  • Asegúrese de tener siempre a mano la tarjeta del seguro médico y números para emergencias, como el nombre y teléfono del médico.
  • Lleve una identificación médica que diga que usted tiene diabetes.
  • Tenga en cuenta los cambios de las zonas horarias para saber cuándo debe tomar sus medicamentos.
  • Si usa insulina, asegúrese de tener también un kit de emergencia.
  • Mantenga la insulina a baja temperatura dentro de una bolsa aislante con paquetes de gel frío.

Viajes por tierra y por aire

  • Antes de viajar, vacúnese contra la influenza a menos que su proveedor médico le haya dado otras indicaciones. Póngase la vacuna inyectable, no la de aerosol nasal.
  • Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón. Evite el contacto cercano con personas enfermas.
  • Disminuya su riesgo de coágulos sanguíneos caminando una vez por hora o cada dos horas.
  • Prepare una nevera portátil con alimentos difíciles de conseguir en la ruta (frutas, verduras crudas cortadas, yogur descremado o bajo en grasas).
  • Lleve algunas botellas de agua en vez de gaseosas o jugos con azúcar.
  • Lleve frutas secas, nueces y semillas como refrigerio. Como estos alimentos pueden tener muchas calorías, prepare con anticipación porciones pequeñas (¼ de taza).
  • Si va a viajar por avión y no desea pasar por el detector de metales con su bomba de insulina, dígale a un funcionario de seguridad que lleva una puesta y solicite una inspección visual y un cacheo de cuerpo entero.
  • Ponga todos los suministros para la diabetes en su equipaje de mano y mantenga los medicamentos y refrigerios en su asiento para fácil acceso (no los guarde en los compartimentos superiores).
  • Asegúrese de que todas las jeringas y los sistemas de aplicación de insulina (incluidas las ampollas) tengan la etiqueta farmacéutica preimpresa que los identifica como medicamentos. Manténgalos en el envase etiquetado original de la farmacia.
  • Si se sirven comidas durante su vuelo, solicite por anticipado alimentos para diabéticos, bajos en grasa o bajos en colesterol. Espere hasta justo antes de que le sirvan la comida para administrarse insulina.
  • Si la aerolínea no ofrece comidas, traiga sus alimentos nutritivos. No se olvide de empacar refrigerios para alimentarse en caso de demoras.
  • Cuando extraiga su dosis de insulina, no inyecte aire dentro de la botella (es muy probable que el aire dentro del avión esté presurizado).
  • Siga con su rutina de actividad física. Asegúrese de realizar por lo menos 150 minutos de actividad física cada semana. Diez minutos a la vez es suficiente.

Fuente: SinAzucar.com.ve

Buscando información para el momento de realizar un viaje me encontré esta discusión que me parece excelente, muy buenas las recomendaciones...algunas ya las sabia pero aprendi otras en las que ni siquiera había pensado. Aunque la discusión tiene tiempo de haber sido publicada, el contenido es valida para cualquier momento, gracias Sandra.

RSS

Publicidad



RECURSOS

Equipo de Diabetes Hands Foundation

EQUIPO DHF

Manuel Hernandez
(Co-Fundador, Editor, tipo 1.5/LADA)

Mila Ferrer
(Gerente de la Comunidad EsTuDiabetes, madre de un niño con tipo 1)

Emily Coles
(Gerente de la Comunidad TuDiabetes, tipo 1)

Mike Lawson
(Gerente de Experiencias, tipo 1)

Corinna Cornejo
(Gerente de Desarrollo, tipo 2)

Desiree Johnson
(Asistente Administrativa y de Programas, tipo 1)

 

VOLUNTARIOS DHF

Administradores

Jimmy
N@ty

Abraam

Humberto

Comité de Bienvenida y Apoyo

Riega la Voz

Cargando…

© 2014   Una comunidad de personas afectadas por la diabetes, un programa de la Diabetes Hands Foundation.

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio