La obesidad puede doler, incomodar, traer complicaciones. Pero a veces esos problemas resultan insuficientes para inducir un cambio.

Algunas personas suelen 'usar' los kilos de más como una cortina para encubrir ciertas limitaciones o características que les desagradan. Al adelgazar, esas limitaciones quedan expuestas y parece que hubiera surgido un nuevo tema con el cual lidiar. Mariana, una chica muy tímida, por ejemplo, atribuía su aislamiento a la obesidad: bajar de peso la colocó en una situación que reveló el problema previo. 'Era mejor estar gorda...', se dijo en muchas situaciones, hasta que pudo manejarlas.

Es muy común instalarse en una 'zona de comodidad'. ¿De qué se trata esto? La gordura, aunque no lo parezca, es algo a lo cual es posible acostumbrarse. En el aspecto físico puede generar molestias, pero esas incomodidades a veces no son las suficientes como para inducir el cambio. Parece más seguro quedarse gordo que ir hacia un cambio que quizás conlleve enfrentarse con temas difíciles.

La obesidad puede doler, incomodar; la persona puede protestar, amenazar, prometer que saldrá del pozo... Puede incluso irritarse mucho si le dicen que de esa manera está cómodo... Pero por el momento puede ser que le resulte más incómodo salir de la gordura que quedarse.

¿Por qué se quedaría alguien en la obesidad? ¿No sería lógico que una persona gorda quisiera dejar de serlo? No siempre. Las razones para no innovar pueden ser variadas:

* A veces cambiar es doloroso.
* Ya lo intentó antes y fracasó.
* Le tiene miedo a lo desconocido.
* Intimamente no cree que la recuperación sea algo posible para él.

Aquí llega otra pregunta: ¿qué ayudaría a una persona a salir de esa situación? Estas podrían ser algunas de las respuestas:

* Que la incomodidad se haga intolerable. Por ejemplo, que aumenten las complicaciones relacionadas con su obesidad, o que se canse de tener siempre los mismos problemas o limitaciones.
* Que vislumbre que un cambio sería mejor, cueste lo que cueste.
* Que note que el camino de salida es más fácil de lo que imaginaba.
* Que no se apoye exclusivamente en su fuerza de voluntad.
* Que confíe en que los cambios son más sencillos si se los hace de a poco.

Queda a la vista que éste es un camino personal. Nadie puede obligar a una persona a adelgazar si ella no está dispuesta a hacerlo (salvo un encierro sin comida, por supuesto).

Si necesitás perder kilos, la decisión de hacerlo debe ser tuya, individual, sin imposiciones. Y para tomarla debés estar convencido de su utilidad. El médico podrá atenderte con la mejor disposición, el nutricionista podrá darte un óptimo plan de alimentación, pero nadie podrá ayudarte mágicamente a adelgazar.

Aunque parezca mentira, estar gordo tiene sus ventajas. ¿Estás dispuesto a reconocer los beneficios que tiene para vos, revisarlos y buscar estímulo en las ventajas de adelgazar?

Prof. Dr. Alberto Cormillot

'La propuesta es que realices una lista de ventajas y desventajas de “Estar gordo” y de “Adelgazar” ¿Te animás?.'

¡Buena semana!

Visitas: 427

Respuestas a esta discusión

Muy bueno, Ana Lili!!!
Gracias por compartirlo!

Lo comparto plenamente y es parte de mi propia experiencia.
Uno se acostumbra a su cuerpo a pesar de las incomodidades que este acarrea.
En mi caso pesaba 115 kilos y mido 1,80 mts. En enero de este año me detectaron la diabetes y el "miedo" me hizo empezar a tomar en serio el tema de mi peso. Afortunadamente ya estoy en 94 kilos :) (si 21 kilos menos) y me siento super bien.
Lo que me costo fue mi imagen corporal, me vea mis brazos y mis hombros muy chiquitos y es natural que asi sea. Si estas gordo y no haces actividad fisica y bajas de peso tu imagen cambia mucho. Lo mas divertido era tener que estar haciendo nuevos agujeros al cinturon pues cada vez me quedaba mas grande.
Asi que empeze a ir al gimnasio (pesas y ejercicios aerobicos) y me empieza a gustar cada vez mas mi nueva imagen corporal :)
Aparte comenzo el invierno y fue una buena ocasion para tirar la ropa talle XL que usaba y comprar talle L, realmente una alegria tremenda. Llegue a usar talle 56 en pantalon y ya estoy en 48.
Por alli me lamento de haber sido tan tonto y esperar a ser diabetico y no haberle dado atencion a mi cuerpo antes, pero nunca es tarde y ahora estoy muy contento.
Por ello el articulo anterior describe muy bien lo que nos pasa a los gordos, que estamos en una "zona de comodidad" de la que al principio no se quiere salir
saludos
victor hugo

Para mi ha sido un reto bajar de peso, cuando estaba mas gordita mi autoestima estaba por los suelos, y me sentía mas insegura, de hecho soy de carácter introvertido y mas aun con sobrepeso tengo un tobillo lastimado y es de ahí donde surge mi necesidad de perder kilos, imagínate llegar a perder movilidad solo por eso¡ entonces puse manos a la obra y ahí la llevo a Dios gracias; ah¡ pero estar gordita me daba satisfacción comer de todo y sin medida ahora se que se puede disfrutar de todo pero con medida, así que a echarle ganas¡

RSS

Publicidad



Familias Con Diabetes

RECURSOS

Equipo de Diabetes Hands Foundation

EQUIPO DHF

Manuel Hernandez
(Co-Fundador, Editor, tipo 1.5/LADA)

Mila Ferrer
(Gerente de la Comunidad EsTuDiabetes, madre de un niño con tipo 1)

Emily Coles
(Gerente de la Comunidad TuDiabetes, tipo 1)

Mike Lawson
(Gerente de Experiencias, tipo 1)

Corinna Cornejo
(Gerente de Desarrollo, tipo 2)

Desiree Johnson
(Asistente Administrativa y de Programas, tipo 1)

 

VOLUNTARIOS DHF

Administradores

Jimmy
N@ty

Abraam

Humberto

Comité de Bienvenida y Apoyo

Riega la Voz

Cargando…

© 2014   Una comunidad de personas afectadas por la diabetes, un programa de la Diabetes Hands Foundation.

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio