¿Sería posible estar gordo y a la vez evitar las enfermedades cardiacas o la diabetes? Los científicos que intentan romper el vínculo que une a la gordura con la enfermedad consideran cada vez más que la inflamación es la clave

En su lucha por demostrarlo, se está desarrollando un estudio a gran escala para descubrir si un medicamento antiinflamatorio (un primo viejo y barato de la aspirina) puede combatir la diabetes tipo 2, la cual es generada por la obesidad.

Una intrigante investigación nueva ilustra cómo esos globos amarillentos de grasa que yacen bajo la piel son algo más que un sitio de almacenaje de calorías adicionales. Son también un barrio tóxico donde parece nacer la inflamación.

Los daños de la obesidad

La diabetes y las enfermedades cardiovasculares normalmente van de la mano con algunos kilos de más, un enorme riesgo para cualquiera que tenga sobrepeso u obesidad.

Lo que no está claro es qué es lo que provoca esa cascada de daños que termina en esas enfermedades. A fin de cuentas, hay ejemplos de personas obesas cuyo metabolismo de alguna manera se mantiene adecuado: es decir, sin presión arterial alta, sin elevados niveles de colesterol ni de glucosa en sangre.

"Si las células de grasa funcionaran a la perfección, uno podría estar todo lo obeso que uno quisiera y no estaría propenso a enfermedades cardiacas", dijo el doctor Carey Lumeng, de la Universidad de Michigan. "Es algo que no entendemos, por qué algunas personas son más susceptibles y otras no lo son tanto".

El resolver ese misterio podría llevar a tratamientos más enfocados a las amenazas que genera la obesidad que los hasta ahora efectivos (pero difíciles de cumplir) consejos para bajar de peso.

El sospechoso principal: la inflamación, que el sistema inmunológico utiliza normalmente para combatir infecciones, se vuelve incontrolable con la gordura, "bulle" en el tejido adiposo y luego se expande, dañando venas y generando resistencia a la insulina.

"Todos pensamos que es malo, y sabemos que muchas personas que sufren de inflamaciones realmente fuertes mueren más pronto", indicó la doctora Myrlene Staten, de la división de diabetes de los Institutos Nacionales de Salud.

El salicilato

Por su parte, el doctor Steven Shoelson, del Centro de Diabetes Joslin afiliado a la Universidad de Harvard, destacó algunos informes emitidos hace 150 años de que uno de los antiinflamatorios más antiguos que se conocen (el salicilato, de la familia de la aspirina) puede reducir los niveles de glucosa en sangre.

Además, al ser menos agresivo en el estómago que la aspirina, el salicilato genérico se usa en la actualidad para la artritis. Shoelson descubrió que también inhibe un activador central en la regulación de la inflamación.

"Pusimos estas piezas juntas y funcionan", afirmó Shoelson.

Estudios piloto descubrieron que el consumo a corto plazo de salicilatos, acompañados con medicamentos regulares contra la diabetes, ayudaron a los diabéticos tipo 2 con bajo control a bajar sus niveles de glucosa en sangre de manera sustancial.

Se observaron descensos en niveles de glucosa de 150 a 110, indicó Schoelson.

NOTA: LA INSULINA ES LIPOGÉNICA POR EXCELENCIA. EL USO DE SALICILATO AYUDARÍA A NORMALIZAR LOS NIVELES DE GLUCOSA EN SANGRE. ES MENOS AGRESIVO QUE LA ASPIRINA EN LOS CASOS DE DIABÉTICOS CON AFECCIONES GASTROINTESTINALES.
MGTER. SANDRA LIS GÓMEZ.

Etiquetas: A, BAJAR, DE, PESO.

Visitas: 906

Respuestas a esta discusión

Hola yo si creo sobre la inflamacion celular, todas las personas tenemos genes y de nosotros depende desaroyar o no los genes malos como el de la obesidad, diabetes, cancer, entre muchos mas,,,
Muchos cientificos dan por echo que la inflamacion celular es debido a que el cuerpo no produce omega3 y el cuerpo con catidades optimas de omega tres y una buena alimentacion puedes desinflamar tus celulas-

Qué es la inflamación silenciosa?

La causa subyacente de las enfermedades crónicas es el incremento de la inflamación. Lo que se ve en la enfermedad cardiaca, Cáncer, Alzheimer no son diferentes enfermedades sino diferentes manifestaciones del daño causado a largo plazo por el contínuo ataque inflamatorio en los órganos.

Hay 2 tipos de inflamación. La primera es la clásica el principal síntoma es el dolor y es producido por el daño a los tejidos, es la que te obliga a ir al doctor. La segunda es más insidiosa y por mucho más peligrosa, ésta es la llamada inflamación silenciosa. Este tipo de inflamación no causa dolor por lo tanto no haces nada para detenerlo, pero después de años o décadas de ataque inflamatorio existe suficiente daño en los órganos equivalente a la enfermedad crónica.

La inflamación silenciosa no es una enfermedad, pero niveles altos, son la primera indicación de que no estás del todo bien. No hay ningún medicamento que pueda revertir la inflamación silenciosa pero la dieta anti-inflamatoria de la zona sí puede

Sabemos que las enfermedades crónico-degenerativas comienzan invisiblemente años antes de que las podamos detectar (obesidad, cáncer, diabetes, enfermedad cardiaca y muchas enfermedades auto-inmunes). Es la inflamación silenciosa en el interior de nuestras células lo único que ha demostrado ser el común denominador precoz de todas estas enfermedades y el factor causal de la activación de los genes que causan las mismas.

Los tratamientos más modernos contra estas enfermedades serán aquellos que modifiquen la expresión genética de la enfermedad crónica y no únicamente los que vayan a los síntomas.

Así que intentar prevenir o tratar dichos padecimientos sin controlar la inflamación silenciosa celular, resulta un tratamiento simplemente sintomático (que calma los síntomas) y poco útil a largo plazo, ya que no llegará a controlar de raíz, lo que hace que en una etapa de nuestra vida, provoque la activación de los genes que están programados en nuestras células. Esto tampoco la evitará si ya tenemos dichas enfermedades, su control en forma permanente, ni las complicaciones de las mismas en la que se incluye la muerte prematura.

Omega 3
Se necesita grasa para quemar grasa.
Uno de los más recientes descubrimientos del Dr. Sears revela que niveles suficientemente altos de Omega 3 coadyuvan a la quema mas rápida de grasa corporal. Las altas concentraciones de EPA y DHA encontradas en el Omega 3 regulan la inflamación causante del aumento de grasa, encendiendo las enzimas quemadoras de grasa y el cortisol, producto negativo del estrés que provoca aumento del nivel de azúcar en la sangre así como un incremento en la producción de insulina

GRACIAS POR TU APORTE SELENE SA.

RSS

Publicidad



RECURSOS

Equipo de Diabetes Hands Foundation

EQUIPO DHF

Manuel Hernandez
(Co-Fundador, Editor, tipo 1.5/LADA)

Mila Ferrer
(Gerente de la Comunidad EsTuDiabetes, madre de un niño con tipo 1)

Emily Coles
(Gerente de la Comunidad TuDiabetes, tipo 1)

Mike Lawson
(Gerente de Experiencias, tipo 1)

Corinna Cornejo
(Gerente de Desarrollo, tipo 2)

Desiree Johnson
(Asistente Administrativa y de Programas, tipo 1)

 

VOLUNTARIOS DHF

Administradores

Jimmy
N@ty

Abraam

Humberto

Comité de Bienvenida y Apoyo

Riega la Voz

Cargando…

© 2014   Una comunidad de personas afectadas por la diabetes, un programa de la Diabetes Hands Foundation.

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio