Información

Bolivia Diabetes

Un grupo para personas con diabetes de Bolivia.

Ubicación: Bolivia
Miembros: 38
Actividad más Reciente: 24 Ago 2013

Foro de Diabetes

¿Qué es la neuropatía?

Iniciada por Max. Última respuesta por Max 6 Jun 2012. 2

Un poco de Ejercicio

Iniciada por ivan cortez burgos 5 Nov 2011 0

BOLIVIA: La diabetes es insostenible

Iniciada por Max 29 May 2011 0

LA NANOTECNOLOGÍA Y EL PIE DIABÉTICO (Max)

Iniciada por Sandra Lis Gómez 25 Mar 2011 0

Molécula antidiabetes

Iniciada por Max 1 Mar 2011 0

LA DIABETES: UNA ENFERMEDAD DE LA CIVILIZACIÓN

Iniciada por Sandra Lis Gómez 21 Feb 2011 0

LEY DE PREVENCIÓN, PROTECCIÓN Y ATENCIÓN INTEGRAL DE LAS PERSONAS CON DIABETES

Iniciada por Max. Última respuesta por Ana LILÍ Rodriguez Balladares 4 Ene 2011. 4

Tips para hacer de tu salud una experiencia menos dulce

Iniciada por Max. Última respuesta por Sandra Lis Gómez 24 Nov 2010. 1

Preguntas más frecuentes que nos hacemos los diabéticos.

Iniciada por Max. Última respuesta por Max 3 Nov 2010. 2

Edulcorantes

Iniciada por Max. Última respuesta por Sandra Lis Gómez 2 Nov 2010. 1

Ácidos grasos esenciales en la dieta actual - Ω 3,6,9

Iniciada por Max. Última respuesta por Sònia Ferrer Gustems 18 Jun 2010. 1

Hoja de coca

Iniciada por Roberto Cortez 26 Abr 2010 0

Comentarios

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Bolivia Diabetes para añadir comentarios!

Comentario hecho por Max el mayo 30, 2013 a las 12:46pm

Ruth
25 tiras 15 bolivianos? El de mi salud vale 80 y son 30, no esta nada mal. Dame mas info, quien distribuye, marca y modelo para ver en Internet.... me perdí los chocolates para diabéticos.

Comentario hecho por Ruth Echalar el mayo 30, 2013 a las 7:20am

Buenos días Max.
Gracias por contestar
Lamentablemente en Sucre no hay la tienda mi salud.
La distribuidora aqui me cambió el glucómetro Prestige por uno ENVOLVE del que 25 tiras reactivas cuestan 150 Bs y gasto más de tres al día pues sus resultados son muy dispares.
Se que hay distribuidoras de otras marcas, pero lo que necesito sabr es cual es mas exacta y si hay disponibilidad constante de tiras en Cbba, La Paz o Santa Cruz, pues podría pedir a algunos amigos hagan la adquisición.
En definitiva. No sé cuál es la marca de un buen gluómetro.
Agradecería me informen este detalle para hacer una buena compra y poder controlar de manera más exacta mis niveles de glucosa.
Un saludo
Ruth

Comentario hecho por Max el mayo 29, 2013 a las 11:08am

Ruth, te puedo regalar uno q marcas hay en sucre pa q no tengas problemas con las tiras, dos hay tienda Mi Salud? yo te puedo dar un glucometro y lo cambias en esa tienda, la ventaja es q las tiras son económicas.

Comentario hecho por Ruth Echalar el mayo 28, 2013 a las 10:54pm

Buenas noches amigos de Bolivia:
Les pido un favor.
Tengo necesidad de adquirir un nuevo glucómetro.
Aqui en Sucre los glucómetros Prestige fueron cambiados por otrsos electrónicos, al aparecer bastante inexactos.
He encontrado uno en BAYER, en algo más de 480 Bs. el kiy completo me dicen.
Cuál es el glucçometro mas exacto ahora???? Cuál es su precio??? Se consiguen tiras reactivas para ese modelo???? En qué empresa farmaceútica lo consigo???
Estoy en Sucre-Bolivia.
Gracias.

Comentario hecho por Max el diciembre 1, 2011 a las 4:56pm

El paso previo a la diabetes

Por Natalia Vitela Paredes/Agencia Reforma |

MÉXICO .- Existe un paso previo a la diabetes que de detectarse a tiempo puede detener el desarrollo de la enfermedad. Se trata de la prediabetes, condición que se presenta entre 10 y 15 años antes y que produce, entre otros síntomas, cansancio inexplicable, dolores de cabeza matutinos, mareos, somnolencia y cambios de humor.

"Es el escalón previo a que el paciente sea diabético y en el cual existen una serie de cambios corporales y bioquímicos", indica José Alberto Rojas Jiménez, director médico del Centro Especializado en Diabetes.

Asegura que un estudio realizado por el IMSS revela que más de un tercio de la población mexicana tiene prediabetes. Por ello, es fundamental detectarla oportunamente y así prevenir la diabetes.

"Estudios recientes, publicados a nivel internacional, revelan que es posible detener el proceso de prediabetes para que no progrese a diabetes en un 72 por ciento de los casos.

"Recientemente publicamos una investigación en la revista Diabetes, una de las más importantes en el mundo, y en ésta hablamos de los síntomas y signos de prediabetes en el mexicano", indica.

Las personas con prediabetes sufren cansancio inexplicable. "Duermen bien y pese a ello se sienten cansados todo el día, por las mañanas padecen dolores de cabeza y mareos. Después de desayunar y comer tienen somnolencia. Desayunan o comen y a los 15 o 20 minutos tienen mucho sueño y quieren tomar una siesta", precisa.

A esto se suma la distimia, es decir, su ánimo varía, pueden sentirse tristes o contentas. "Tienen días muy malos o días muy buenos y no se explican por qué", comenta Rojas Jiménez.

La mayoría sufre obesidad y la mayor parte de la grasa la acumulan en el tronco. Además, se les empieza a poner oscuro el cuello, las axilas y los codos, como si su piel estuviera sucia y no la hubieran lavado.

También aparecen verrugas en el cuello, en las axilas y en las ingles. La presencia de hongos en las uñas también es muy frecuente.

Cambios bioquímicos

Rojas Jiménez menciona que en una primera etapa, quienes tienen prediabetes presentan una cantidad elevada de la insulina que producen.

"En una segunda etapa está cantidad de insulina falla y en lugar de haber mucha insulina hay poca".

Posteriormente empiezan a presentarse alteraciones en las cantidades de glucosa. "Una glucosa normal debe ser menor a 100 miligramos por decilitro, quienes tienen entre 100 y 126 ya son prediabéticos o cuando se les hace una determinación de glucosa dos horas después de desayunar y están por arriba de 140", indica.

Existe un estudio llamado hemoglobina glicolisada A1C. "Es un elemento bioquímico muy avanzado que permite saber promedios de glucosa en los últimos tres meses. Quienes tienen entre 5.7 y 6.4 son prediabéticos", advierte.
http://www.impre.com/laopinion/vida-estilo/salud/2011/11/26/el-paso...

Comentario hecho por Sandra Lis Gómez el diciembre 1, 2011 a las 4:52pm

Gracias por los link Max qué bueno qué estés de nuevo aquí en la página.
abrazos.

Comentario hecho por Max el diciembre 1, 2011 a las 4:49pm

Con células madre esperan revertir diabetes tipo 1

Con la misma tecnología utilizada para trasplantar médula ósea a pacientes con leucemia, el Hospital Universitario de Monterrey realiza una investigación con células madre para revertir la diabetes tipo uno, a través de transfusiones de estas células —también llamadas troncales— y de un tratamiento médico para reprogramar el sistema inmunológico.

“Lo que hacemos es tratar de cambiar el sistema inmune con medicamentos y con la transfusión de las propias células madre del paciente”, explica el endocrinólogo Fernando Javier Lavalle. “Es un autotransplante de células troncales que permite controlar la inmunidad y regenerar el tejido inflamado del páncreas”.

Los medicamentos utilizados modulan o modifican la respuesta inmunológica del cuerpo, pues la diabetes tipo uno provoca que las defensas del organismo ataquen a las células productoras de insulina o células beta, las cuales abarcan 10 por ciento del páncreas.

“La mitad del éxito del proyecto consiste en modificar la respuesta de anticuerpos que atacan a las células beta”, dice Lavalle, quien está a cargo de este protocolo médico, junto con la hematóloga Olga Cantú. “Es por ello que los candidatos a este tipo de tratamiento deben ser pacientes recién diagnosticados para ayudar a estabilizar a las células dañadas y contribuir a que se restaure su capacidad para producir insulina”.

La segunda parte del proyecto consiste en la transfusión de células madre, pues éstas viajan a los lugares donde hay inflamación —ya que cuentan con marcadores que identifican las zonas dañadas—, como ocurre con el páncreas. Lavalle explica que el proceso implica la estimulación en la producción de células madre, las cuales son extraídas y luego se inyectan nuevamente al organismo como si fuera una transfusión de sangre.

“No tenemos la certeza de que las células madre se conviertan en células productoras de insulina, pero sabemos que son capaces de viajar a la zona afectada y reparar los tejidos inflamados”, dice.

De las personas con diabetes tipo uno, nueve de cada 10 podrían ser candidatos a este tipo de tratamiento, cuyo costo se estima podría ascender a 70 mil pesos, especialmente por el precio de los medicamentos.
http://diarioportal.com/2011/11/28/con-celulas-madre-esperan-revert...

Comentario hecho por Max el diciembre 1, 2011 a las 4:44pm

Modesto Yujo: Tomé 30 semillas de mara y me libré de la diabetes

Por: Arturo Choque Montaño | Tomado de erbol.com.bo | 29/11/2011 | 19:35

Modesto Yujo Bare tiene 68 años, la piel tostada por el sol y una actitud renovada hacia la vida. Me cuenta que hace apenas unos meses estuvo a punto de morir enfermo y alejado de los suyos y es difícil creerle. Cada poro de su piel exuda una vitalidad envidiable para cualquier adolescente.

Se me acercó cuando, sentado en una banca del cabildo de Gundonovia (comunidad que resguarda la puerta norte de ingreso al Parque Nacional y Territorio Indígena Isiboro Sécure), me hacía un control de azúcar con un glucómetro (me diagnosticaron diabetes hace cinco años). "¿Se está sunchando el dedo joven?", me preguntó jovial con esa calidez tan propia de los mojeños.

Aparentemente estaba bastante familiarizado con el procedimiento de control de glicemia. Se sentó a mi lado y comenzó a desgranarme la historia de los últimos meses de su vida, esa misma que casi termina de manera abrupta precisamente por la diabetes.

"Hace unos meses casi me muero. Estaba mal. Todo el día y toda la noche era tomar agua y orinar, orinar y tomar agua. Viera usted, no había nada que calme mi sed, el cuerpo me quemaba por dentro y me he enflaquecido una pena".

"En la posta de salud me dijeron que tenía que ir a Trini, que seguramente tenía Diabetes. Cuando llegué al hospital allá (señala al norte, a la capital beniana) me midieron el azúcar, tenía 392 (Miligramos de glucosa por decilitro de sangre). Me dijeron que tenía que hospitalizarme, que necesitaba medicinas, porque ya estaba en las últimas".

"Como no tenía plata, pensé que al menos debía volver a mi casa para morirme, no quería morir entre extraños, así que cogí el bote de regreso, ya estaba listo para despedirme de todos, me sentía cada vez peor".

"En el viaje de regreso un viejo que me vio mal me preguntó, yo le conté lo que me pasaba y me dijo que tomara 30 semillas de mara (caoba o Swietenia macrophylla), una semillita en ayunas con agua tibia. No tenía nada que perder".

"Aquí crece la mara" me dice señalándome los enormes árboles que salpican las riberas del río Isiboro, "Así que yo mismo fui al monte a recogerlas. Tomé una cada mañana, durante treinta dias...".

Don Modesto jura que no tomó ningún otro medicamento, sólo la simiente de ese árbol tan codiciado por los madereros. "¿Y...?, pregunté. "Aquí me tiene, ya estoy guapo otra vez", me responde con una sonrisa. Mi desconfianza típicamente colla confabuló con mi curiosidad. Eran las 15.17 de ese caluroso y húmedo lunes 21 de noviembre.

Le pregunté a qué hora fue su última comida, respondió que comió arroz, plátano sancochado, yuca y un poco de pescado como dos horas antes (una comida rica en almidón y carbohidratos, la pesadilla de cualquier médico con paciente diabético).

El mojeño respondió al desafío que le planté: "¿se anima a que le haga un control de azúcar?". Respondió divertido: "métale, convénzase". Me tendió una mano callosa, curtida por la selva, me extendió el índice, ese dedo que los conquistadores mandaban a cortar a los indígenas para que no pudieran disparar con el arco y la flecha. La lanceta atravesó esa dura piel trinitaria para regalarme una gota escarlata de su indómita sangre.

El glucómetro absorbió la muestra y comenzó la cuenta regresiva, ocho segundos que se me hicieron eternos... entonces el resultado parpadeó irrebatible en la pantalla: 120, el índice glucémico de una persona sana a dos horas de una comida. Don Modesto no dijo nada, se fue sonriendo dejándome a solas con mi perplejidad.

Volvió a los pocos minutos junto a su compadre Ovidio Teco, traían una bolsa de plástico que abrieron ante mi con ceremoniosa calma. Contaron, una a una, 35 semillas de mara, celosamente cuidadas por una vaina helicoidal que hacen que las pepitas caigan de los árboles haciendo piruetas con el viento. Me las ofrecieron como regalo de vida, conscientes de que podrían cambiarme la existencia para siempre.

Ante la última resistencia de mi mente colonizada, manifestada en una mirada de desconfianza, Don Modesto me tomó del hombro y me preguntó sonriendo: "¿Qué puede perder?".

La farmacia de la selva
Se cree que hasta ahora tan sólo hay estudios serios sobre el 5 por ciento de las plantas que los habitantes de la selva amazónica americana vienen utilizando desde hace siglos para curar diversas dolencias que van desde la picadura de los mosquitos, pasando por la fiebre, hasta el dengue. Una de las documentaciones científicas más extensas se refiere precisamente a los efectos hipoglucemiantes (que reducen el azúcar en la sangre) de las semillas de la mara o caoba.

La literatura disponible en Internet habla de estudios realizados en ratas inducidas a la diabetes de tipo II a las que se administró semillas de Swietenia macrophylla. Los resultados demuestran una disminución, no sólo de los niveles de glucosa en sangre, sino también del colesterol.

A partir de la invasión europea, casi la totalidad de los conocimientos ancestrales de los pueblos indígenas se desecharon. Primero fue una cuestión militar: era necesario aniquilar no solamente a los indios, sino todo vestigio de su civilización.

Más tarde la masacre fue cultural: en la visión del hombre blanco los indios no tenían cultura, sino folklore; no tenían ciencia, sino superstición; no tenían medicina, sino brujería... el racismo heredado, junto al colonialismo interno terminaron por sepultar los conocimientos acumulados durante siglos.

Hoy la última guerra es económica. Aún a sabiendas de que las curas a las más serias enfermedades que enfrenta la humanidad podrían estar escondidas en las selvas tropicales de todo el mundo, a las grandes corporaciones transnacionales les conviene más fabricar alivios transitorios y mantener su cuota en el mercado de la morbilidad humana. Porque los enfermos son los que gastan en medicamentos y no así las personas sanas.

Comentario hecho por Max el noviembre 5, 2011 a las 5:57pm
Me dicen que el 14 sale la Ley de Protección al Diabético de la cámara de Senadores, hay oposición del Sen. Dr. Antelo
Comentario hecho por Patricia Baptista el mayo 6, 2011 a las 10:59am
hola, oyeron sobre el JUGO NONI, conozco diabeticos que lo consumen y se mantienen saludables y con su azucar bajo control, que opinan????
 

Miembros (37)

 
 
 

Publicidad



RECURSOS

Equipo de Diabetes Hands Foundation

EQUIPO DHF

Manuel Hernandez
(Co-Fundador, Editor, tipo 1.5/LADA)

Mila Ferrer
(Gerente de la Comunidad EsTuDiabetes, madre de un niño con tipo 1)

Emily Coles
(Gerente de la Comunidad TuDiabetes, tipo 1)

Mike Lawson
(Gerente de Experiencias, tipo 1)

Corinna Cornejo
(Gerente de Desarrollo, tipo 2)

Heather Gabel
(Asistente Administrativa y de Programas, tipo 1)

 

VOLUNTARIOS DHF

Administradores

Jimmy
N@ty

 

 

Riega la Voz

Cargando…

© 2014   Una comunidad de personas afectadas por la diabetes, un programa de la Diabetes Hands Foundation.

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio