Controlar los niveles de azúcar en sangre ayuda a minimizar los riesgos de complicaciones en diabetes

La diabetes tipo 2 lleva implícita una progresión natural de la enfermedad que puede derivar en un desajuste de los niveles de azúcar en sangre, aun a pesar del tratamiento

Un manejo adecuado de la diabetes pasa por un buen tratamiento farmacológico, una alimentación saludable y la realización de actividad física con frecuencia. Sin embargo, controlar periódicamente los niveles de azúcar en sangre es una de las tareas diarias más importantes, para disminuir el riesgo de complicaciones y favorecer la posibilidad de llevar una vida lo más normal posible. ‘Contigo paso a paso’ es un nuevo programa de formación diabetológica, realizado por Lilly, que recoge un gran número de consejos para ayudar a mejorar el manejo de la enfermedad y resolver todos los aspectos, dudas e incógnitas a las que se enfrentan los pacientes con diabetes a la hora de afrontar el inicio del tratamiento con insulinas de acción rápida en las comidas.

La diabetes tipo 2 lleva implícita una progresión natural de la enfermedad que, con el tiempo, puede derivar en un desajuste de los niveles de azúcar en sangre, aun a pesar del tratamiento que el paciente pueda estar recibiendo. Cuando esto sucede, los especialistas optan por intensificar el tratamiento con la administración de insulinas de acción rápida en las comidas. Un aspecto importante en el manejo de la diabetes es aprender a manejar los niveles de azúcar en sangre, ya que una falta de control puede provocar graves complicaciones. Aunque habitualmente todos los pacientes con diabetes deben realizarse mediciones de azúcar en sangre con frecuencia, estas monitorizaciones son quizás más importantes cuando se inicia la insulinización en las comidas.

La medición frecuente del nivel de azúcar en sangre ayuda a comprobar si se logran los objetivos establecidos por el especialista, aprender cómo reaccionan los niveles de azúcar en sangre durante las distintas comidas y colaborar con el médico o educador en diabetes para concretar la necesidad de ajustar nuevamente la dosis de insulina.

Ojo con los niveles altos de azúcar (hiperglucemias)

A medida que la diabetes tipo 2 progresa, el páncreas produce menos insulina de la que el organismo necesita o bien aumenta aún más la resistencia de las células a la insulina que se produce. De esta forma, la ingesta de muchos alimentos ricos en azúcares puede provocar hiperglucemias, es decir, un exceso de azúcar en la sangre. Para detectarlas a tiempo, conviene saber que uno de los principales síntomas es el aumento de la necesidad de beber y orinar. Esto se debe a que cuando los niveles de azúcar en sangre están muy elevados parte de ese azúcar de la sangre pasa a la orina. El cuerpo elimina más agua para poder diluir ese exceso de azúcar y como consecuencia, se orina más y se tiene más sensación de sed, por la pérdida de líquidos.

Con las hiperglucemias también se produce un cansancio exagerado, puesto que la falta de insulina, encargada de transportar los azúcares a las células, no permite al organismo recibir todo el aporte energético que precisa para funcionar con normalidad.

Ojo con la bajada de azúcar (hipoglucemias)

Por el contrario, cuando se realiza más actividad física de lo habitual, un cambio en los horarios de comida o un consumo excesivo de alcohol, entre otros, los niveles de azúcar pueden descender, en ocasiones, de manera notable hasta provocar hipoglucemias (niveles de azúcar en sangre de 50 mg/dl o inferiores). Los síntomas más habituales que pueden ayudar a detectarlas son sensación de debilidad, sudoración, temblores, hambre, confusión o desorientación. Para contrarrestarlas, la ingesta de una correcta cantidad de hidratos de carbono (frutas, leche, legumbres…) en cada comida, así como el control frecuente de los niveles de azúcar, cuando se recibe tratamiento con insulinas, puede contribuir a mantener estables los niveles glucémicos del paciente.

Aunque el control de la diabetes es cada vez más personalizado, ‘Contigo paso a paso’ recoge las recomendaciones de la Asociación Americana de Diabetes (ADA) sobre los valores deseables de azúcar en sangre para las personas con esta enfermedad. Entre ellas, destaca la monitorización tanto de los niveles de azúcar como de los valores de la hemoglobina glicosilada (HbA1c), que nos permite valorar el promedio de los niveles de azúcar en sangre durante los últimos 60-90 días.

Fuente: Vademecum.es

Etiquetas: complicaciones, control, diabetes, glucemia, hemoglobina, hiperglucemia, hipoglucemia, registro

Visitas: 349

Respuestas a esta discusión

gracia a N@ty.
por compartirnos tan importante nota.
un abrazo.

Nada que agradecer, Mona. Gracias a ti por pasar...
Aprovechando el tema de la discusión, d qué manera haces tu monitoreo de glucemia?

Hola Nati, se que es importante el monitoreo y por lo mismo lo estoy haciendo desde hace un mes todos los dias y mi pregunta es la siguiente: normalmente me monitoreaba cada semana o cada 10 dias y mis niveles promedio eran de 115 y no mas de 130, pero este ultimo mes traigo un promedio de 140-150, me monitoreo en las mañanas antes de ingerir alimentos. la pregunta seria, tengo que decirle a mi doctor de este aumento para que modifique mi medicamento, o es algo pasajero, te comento que mis ingestas de alimento son las adecuadas y lo mas sano posible, asi que no comprendo el porque del aumento de mis promedios, o sera que es normal. Gracias y Saludos

Javier, creo que es muy importante que lo hables con tu médico y que veas la posibilidad de incrementar la frecuencia de los monitoreos... hacer mediciones antes de almuerzo o cena, al azar, y mediciones postprandiales, al azar, para evaluar cómo está funcionando tu tratamiento médico, ya que, como comentas tu alimentación es adecuada.

No dejes de consultarlo y vean juntos la mejor estrategia.

Por favor, nos comentas cómo te fue, si?

RSS

Publicidad



RECURSOS

Equipo de Diabetes Hands Foundation

EQUIPO DHF

Manuel Hernandez
(Co-Fundador, Editor, tipo 1.5/LADA)

Mila Ferrer
(Gerente de la Comunidad EsTuDiabetes, madre de un niño con tipo 1)

Emily Coles
(Gerente de la Comunidad TuDiabetes, tipo 1)

Mike Lawson
(Gerente de Experiencias, tipo 1)

Corinna Cornejo
(Gerente de Desarrollo, tipo 2)

Desiree Johnson
(Asistente Administrativa y de Programas, tipo 1)

 

VOLUNTARIOS DHF

Administradores

Jimmy
N@ty

Abraam

Humberto

Comité de Bienvenida y Apoyo

Riega la Voz

Cargando…

© 2014   Una comunidad de personas afectadas por la diabetes, un programa de la Diabetes Hands Foundation.

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio