Roberto Nicolás
  • 65, Hombre
  • Mar del Plata
  • Argentina
  • Tipo 1
Compartir en Facebook Compartir en Facebook Compartir Twitter

Las amistades de Roberto Nicolás

  • myriam enriquez
  • Belen
  • Adriana Peralta
  • Riner Porlles Santos
  • Jose Adrian Ruiz Navarro
  • marlene vanessa portugal del agu
  • JESUS
  • Cesar Alejandro Herrera
  • ♥ Maria Ferreira ♥
  • Ema Teresa Abásolo
  • Sara
  • Oralia
  • LUIS
  • Mara
  • MARÍA EUGENIA CALÍ

Discusiones de Roberto Nicolás

¿´No es un ejemplo?

Inició 17 Sep 2013 0

En Argentina casi el 10% de los adultos padece Dabetes

Inició esta discusión. Última respuesta de N@ty 31 Ago 2013. 2

UNA BUENA NOTICIA

Inició esta discusión. Última respuesta de Rebeca Martinez 27 Ago 2010. 1

 

SONRÍAN, SEAN FELICES, CUÍDENSE !!!!

Actividad Más Reciente

MARIGELA SILVA dejó un comentario para 'Roberto Nicolás'
"HOLA ROBERTO, BUENOS DÍAS, COMO ESTÁS: I PARTE: Llegó el viernes, y aquí me tienes nuevamente en tu página; y nuevamente te quiero platicar una anécdota de mi infancia, y que espero no te aburra…"
12 Sep
MARIGELA SILVA dejó un comentario para 'Roberto Nicolás'
"II PARTE: SI,un elefante hecho y derecho. De verdad. Movía la trompa y las orejas y yo podía desde mi lugar verle incluso el blanco de los ojos. Gritos, aplausos, más fanfarrias. Juegos de luces, pataleta generalizada sobre la…"
12 Sep
MARIGELA SILVA dejó un comentario para 'Roberto Nicolás'
"HOLA MI QUERIDO AMIGO: Este fin de semana quiero compartir con mis amigos de este foro, una carta dirigida a quien todos quisiéramos tener siempre con nosotros, a quien muchos buscan sin saber que está a su lado, espero que te…"
5 Sep
MARIGELA SILVA dejó un comentario para 'Roberto Nicolás'
"HOLA MI QUERIDO ROBERTO: Este fin de semana te quiero platicar acerca de una mujer que tuvo mucho influencia en mi juventud, una maestra del bachillerato que con el paso del tiempo y hasta hace algunos meses que partió, se convirtió en…"
22 Ago
MARIGELA SILVA dejó un comentario para 'Roberto Nicolás'
"QUE TAL ROBERTO. ESPERO QUE ESTÉS MUY BIEN: Y llegó otro fin de semana, y después de pensarlo mucho, me decidí a enviarte algo muy querido para mi, una carta que es muy especial y que consideraba que jamás lo…"
15 Ago
MARIGELA SILVA dejó un comentario para 'Roberto Nicolás'
"HOLA QUERIDO ROBERTO. COMO ESTÁS I PARTE: Esto de envejecer es una verdadera lata. Cada vez me cuesta más trabajo fijar la vista en la pantalla de la computadora y parecería que mis gafas ya no están funcionando como…"
12 Ago
MARIGELA SILVA dejó un comentario para 'Roberto Nicolás'
"II PARTE Tendría muchas cosas que reclamarme, lo sé de cierto. No hice ninguna proeza, ni me embarqué en una aventura fantástica, ni tuve jamás un reloj-teléfono (aunque los celulares podrían…"
12 Ago
La foto de Roberto Nicolás se ha destacado
23 Dic 2013

Información Personal

La persona a la que me referí en la pregunta #3 vive con
Tipo 1
¿Qué beneficio esperas de EsTuDiabetes?
Amigos
Fecha de tu diagnóstico
marzo 5, 2004
Valor de A1C (Hemoglobina Glicosilada) más reciente:
7.3 hasta el 17.12.08. a partir del 18.12.08 !!!!! 6.7 !!!!!! el 15.04.09 es de 6.4 !!!Qué tal!!!
Tipo de tratamiento que usas:
Oral, Inyecciones, Dieta y Ejercicio
Ubicación
web
¡Cuéntanos más sobre tí!
Administración de sistemas de salud

Las fotos de Roberto Nicolás

Cargando…
  • Añadir fotos
  • Ver todos

El blog de Roberto Nicolás

PARA TODAS LAS HERMOSAS MUJERES DE ESTE FORO (Y TAMBIEN PARA LOS HOMBRES QUE LAS ACOMPAÑAN)

Publicado por febrero 7, 2009, 8:54am - 6

Hace un tiempo me llegó vía email esta presentación que realmente me hizo pensar. Y ahora quiero compartirlo con todos Uds.

Especialmente con todas las mujeres que luchan contra nuestra "dulce compañía" y las que acompañan a sus hijos, parejas o familares a sobrellevarla. Y aunque está preparado para mis amigas de 50 (o más), es mi homenaje para todas.… Continuar

PROBARAN EN EL ESPACIO LOS EFECTOS DE UNA NUEVA CLASE DE INSULINA (Diario Perfil de Buenos Aires del 27-12-08)

Publicado por diciembre 28, 2008, 4:54pm - 1

"Siempre intrigó como se pueden comportar personas, animales y sustancias en el espacio. Desde el iniciático viaje de la perrita Laika, que murió a las pocas horas de partir, hasta los que se llevan a cabo en la Estación Espacial Internacional, a cado rato se buscan las reacciones a una situación tan distinta de la de todos los días en la Tierra; por ejemplo, sin gravedad.



El próximo eslabón de esa cadena de experimentos será protagonizada por el alpinista vasco Josu Feijoo, el…
Continuar

DE CORAZON PARA TODOS MIS AMIGOS Y DULCES COMPAÑEROS

Publicado por diciembre 22, 2008, 7:25pm - 8

Que el camino salga a tu encuentro.

Que el viento siempre esté detrás de tí.

Y la lluvia caiga suave sobre tus campos.

Y hasta que nos volvamos a encontrar,

que Dios te sostenga con la palma de Su mano.

Que vivas por el tiempo que tu quieras,

y que nunca quieras vivir tanto como vives.



Recuerda siempre olvidar las cosas que te entristecieron.

Pero nunca te olvides de recordar las cosas que te alegraron.

Recuerda siempre olvidar a los amigos…
Continuar

Pared de comentarios (354 comentarios)

Necesitas ser un miembro de EsTuDiabetes para añadir comentarios!

Participar en EsTuDiabetes

A las 11:05am del septiembre 12, 2014, MARIGELA SILVA dijo...

HOLA ROBERTO, BUENOS DÍAS, COMO ESTÁS:

I PARTE:

Llegó el viernes, y aquí me tienes nuevamente en tu página; y nuevamente te quiero platicar una anécdota de mi infancia, y que espero no te aburra demasiado...

La primera vez que vi a un mago en un escenario fue cuando tenía siete años. No tengo idea de cómo se llamaba, pero era fantástico.

Fue en el auditorio de la Escuela Normal durante una celebración del día del niño. Yo iba con todos los alumnos de mi escuela, y no se porque razón, pero me tocó sentarme junto a uno de los niños mas grandes de la escuela. Nos dieron bolsas con chocolates y cuadernos para iluminar.

El mago, vestido con un negro frac resplandeciente, hizo aparecer del aire mismo una paloma.

-La sacó de su saco.- Dijo junto a mí el niño grande.

-¿Lo viste?- Lo reté inmediatamente.

-Sí, lo vi. Tiene una bolsa pegada al saco y de allí van saliendo las palomas.- Dijo, con una sonrisa sarcástica surcándole el rostro.

Yo no veía la bolsa. Estaba completamente fascinada por la actuación, las luces, la música, el olor a algodón de azúcar que lo impregnaba todo.

Luego, apareció un conejo que salió de un sombrero de copa y lo puso, agarrándolo por las orejas, sobre una mesita. Supongo que eso hoy no sucedería sin que brincaran airados a quejarse algunos defensores de animales, y Manuel (el niño grande) no dijo nada esa vez sobre el saco lleno de palomas, porque el mago estaba en mangas de camisa. Pero no podía, ni quería quedarse callado.

-Ese truco me lo sé. El sombrero tiene doble fondo.- Y sonreía el niño, jactancioso, por poder revelar tan fácilmente todos los secretos del mago.

Uno por uno, fue estropeándonos, a los que estábamos a su lado, las ilusiones que se iban realizando en el escenario. Dando explicaciones que de tan contundentes, nos dejaban con el alma en los pies.

Los tambores y fanfarrias tocados por una orquesta en vivo, anunciaban el gran final.

El mago dijo por el micrófono que necesitaba a treinta niños para ayudarlo.

Los más de dos mil que estábamos presentes, levantamos al mismo tiempo la mano, atrapados por un ensalmo poderoso.

Y el mago, no me escogió a mí. Pero sí a Manuel que se levantó como un rayo de su asiento y fue corriendo hasta el enorme escenario.

Yo temí por lo que pudiera ocurrir, Manuel era completamente capaz de hacerle una trastada al mago y estropear el acto. Le hubiera encantado que el hombre hiciera el más espantoso de los ridículos frente a esa multitud de enanos vocingleros, acostumbrados a utilizar el escarnio como sistema para reírse del mundo entero. Me temblaban las rodillas esperando ese fatídico momento.

El mago, junto con tres guapas ayudantes de piernas larguísimas y faldas cortísimas, puso una enorme seda roja sobre el suelo mientras sonaba una música misteriosa y las luces iban bajando lentamente, hasta volverse todo penumbra.

Y los niños, agarrados de las manos, hicieron un círculo alrededor. Desde mi lugar veía a Manuel, era el único de los treinta infantes que no sonreía.

Un minicabrón, podríamos decir.

El mago, amarró una cuerda que cayó de lo alto del Auditorio al centro de la seda, donde había una argolla plateada.

Y salió del círculo formado por niños y niñas.

Lo que pasó después, todavía viene de tarde en tarde a mi memoria, acompañado por los mismos destellos dorados de aquella mañana, de la misma explosión y el humo azulado que salió a continuación.

La seda subió a una velocidad increíble y las luces del Auditorio se encendieron todas, al mismo tiempo.

Y allí, en el centro del lugar, rodeado por treinta muchachitos que no se habían soltado nunca de las manos. ¡Había un elefante!

A las 10:50am del septiembre 12, 2014, MARIGELA SILVA dijo...

II PARTE:

SI,un elefante hecho y derecho. De verdad.

Movía la trompa y las orejas y yo podía desde mi lugar verle incluso el blanco de los ojos.

Gritos, aplausos, más fanfarrias. Juegos de luces, pataleta generalizada sobre la madera del Auditorio que retemblaba en sus centros la tierra.

Luego supimos que a los niños los sacaron, sutilmente por los laterales del teatro.

El mago hizo una larga reverencia y el telón bajó, dejándonos a todos con la boca abierta y las sienes palpitantes. Sumidos en el estupor, la sorpresa, la maravilla.

Manuel llegó acompañado por una de las ayudantes del mago hasta su lugar, a mi derecha.

Estaba mudo. Miraba hacia adelante como si hubiera visto un fantasma. Traía entre las manos una seda blanca (que luego nos enteramos, fue un regalo del mago).

No soporté la tentación. Le di un codazo que lo sacó por instantes de su ensueño.

-¿Qué? ¿Se sacó el elefante de la manga?- Le dije con el tono más burlón que pude encontrar entre mis tonos burlones.

-No.- Contestó lacónicamente, y no volvió a decir una palabra en las siguientes semanas. Por lo menos no a mí.

Toda esta historia viene a cuento, porque nunca más lo volví a ver, hasta hace unos meses que recibí una solicitud de amistad en facebook. Se fue con su familia a vivir a Australia y allí hizo su vida.

Y ahora que hemos platicado por chat, me contó que su padre era mago. Yo no tenía ni idea.

Por eso se sabía casi todos los trucos que esa mañana luminosa presenciamos.

Casi todos los trucos.

Desde entonces, yo quiero creer que el inmenso elefante salió de la nada, tan sólo para darle una lección a un niño que no creía en nada, PARA DEVOLVERLE EL ASOMBRO.

Y todo esto para decirte: Déjate sorprender por el día a día; tu capacidad de asombro te arrancará mas de una sonrisa, deja que hasta el más sencillo detalle te haga feliz.

Que este fin de semana sea maravilloso......... UN ABRAZOTE y por favor no te olvides de ser feliz.

A las 10:11am del septiembre 5, 2014, MARIGELA SILVA dijo...

HOLA MI QUERIDO AMIGO:

Este fin de semana quiero compartir con mis amigos de este foro, una carta dirigida a quien todos quisiéramos tener siempre con nosotros, a quien muchos buscan sin saber que está a su lado, espero que te guste:

Hola FELICIDAD:

Querrás saber porqué motivo he decidido escribirte. Es muy siple,
quiero respuestas:

Tengo muchas preguntas que hacer, muchísimas. ¿Será un camino y quizá al final de la presente, no tenga sentido recibir una respuesta, pero creo que recorrer este camino merece la pena?

¿Qué se siente al ser deseada y perseguida por todos?
¿Qué se siente al saber que nadie te querrá echar de su lado, que siempre estarás acompañada, que nunca estarás sola?

Te escribo para que me digas qué se siente.¿Por qué eres tan esquiva? ¿Por qué solo compartes el camino de unos pocos cuando son tantos los que te buscan?

¿Por qué entras y sales de la vida de la gente con tanta facilidad? Te escribo para que me expliques el por qué.

¿La elección de tus compañeros es al azar o te fijas en algo en especial? ¿Eres un premio por ser generoso, por hacer buenas acciones, por amar, por luchar, por vivir de determinada forma,
por sentir de un modo concreto…?

¿Por qué cuando alguien te tiene es feliz plenamente y cuando no te tiene nunca acudes en su ayuda?

¿Por qué, en ocasiones, muestras ciertas partes de ti y luego te escondes? ¿Lo haces acaso para atormentar, para que la gente se sienta peor de lo que se siente por el simple hecho de haberte rozado y no haber podido retenerte?

Te escribo para que me expliques, de nuevo, por qué.

¿Dónde te escondes? ¿Dónde estás?

¿Por qué no te muestras más a menudo?

Te escribo para que me cuentes dónde estás.

Pero ¿sabes? Muchos creen saber dónde te encuentras, muchos dicen que estás en la sonrisa de los niños pero… ¿y los niños que no pueden sonreír o que no saben hacerlo? ¿Los enfermos, los huérfanos, los maltratados, los que sufren abusos, los que no tienen nada que llevarse a la boca, los que se encuentran en medio de una pobreza tal que tienen que aprender a sobrevivir?

¿Dónde estás entonces?

Muchos dicen que estás en la naturaleza, en el cielo azul, en la belleza de la noche, en la luz de un nuevo día… ¿y aquellos que no pueden verla o que, aún pudiendo, viven en una oscuridad tal que ni el sol es capaz de dar un poco de luz a su vida, ni el cielo cobijar su angustia, ni la luna velar un sueño que no existe?

¿Dónde estás entonces?

Muchos dicen que estás en la bendición de una familia… ¿y las familias en las que se suceden discusiones, maltratos, separaciones?

¿Dónde estás entonces?

Muchos dicen que estás en el amor…

¿y aquellos que no conocen el amor, aquellos que lo esperan ansiosos de amar y ser amados, aquellos que lo perdieron sin saber porqué?

¿Dónde estás entonces?

Podría seguir preguntando durante horas y horas, días y días…

pero nunca obtendría una respuesta, ¿verdad, FELICIDAD?

Nunca me dirías dónde estás, nunca sabría porqué eres como eres,

nunca sabría porqué te comportas como lo hacesUna vez más tengo que hacer una última pregunta:

¿por qué no lo sabré nunca, por qué nunca habrá una respuesta?

Y, ¿sabes? Creo tener la respuesta:

porque si tú no fueras esquiva, si tú no te escondieras,

si tú no fueras como eres, nuestra vida no tendría sentido.

No tendríamos nada por lo que luchar. He recorrido todo el camino

(al menos todo el que estoy en condiciones de recorrer) así que solo me queda terminar esta carta diciéndote GRACIAS simplemente, por existir.

Recibe un saludo de una persona que toda su vida ha estado acompañada por ti y no entiende porque no todos saben encontrarte.

Que tengas un fin de semana inolvidable y por favor no te olvides de ser feliz.................. UN ABRAZOTE.

A las 9:27am del agosto 22, 2014, MARIGELA SILVA dijo...

HOLA MI QUERIDO ROBERTO:

Este fin de semana te quiero platicar acerca de una mujer que tuvo mucho influencia en mi juventud, una maestra del bachillerato que con el paso del tiempo y hasta hace algunos meses que partió, se convirtió en una gran amiga y de la cual conservo siempre en mi mente lo que ella llamaba OPINIONES, ya que nos decía que no era nadie para aconsejarnos, sino que sólo compartía sus opiniones.

Continuamente nos decía: "...... La mujer actual es la que utiliza su libertad para comprometerse con las grandes empresas. La mujer debe tener por filosofía el espíritu de servicio basado en la justicia, pero no hay justicia que no esté cimentada en el amor.

Refiriéndose a nosotras, sus jóvenes alumnas, nos decía: ustedes son la nueva generación de mujeres, las que serán siempre jóvenes, las siempre inconformes, las siempre líderes, esas mujeres de gran talla, capaces de grandes obras y de grandes empresas. Buen comando han tomado, pero deben siempre recordar que la más alta dirección corresponde a la recta razón del ser humano.

Cuando fue mi maestra, era una mujer muy joven, estaba por terminar su carrera de Pedagogía Ciencias y Letras pero a pesar de su juventud sus palabras siempre fueron sabias y siempre insistía en decirnos: Debemos estar siempre conscientes de pertenecer a una nueva generación que se esfuerza por llegar a ser mejor cada día; las mujeres somos líderes movidas por su propio valor, no por afán de poder o riqueza.

Comparto contigo, querido Roberto, una carta que me escribió después de muchos años de haber sido mi maestra:

Marzo de 1985 :

Querida Mary:

Sé que ahora tú tienes oportunidad de comunicarte con mujeres, jóvenes y magníficas alumnas tuyas, dispuestas a servir y es por eso que me atrevo a pedirte les transmitas estas reflexiones:

Ya te diste cuenta de cómo toda la madre naturaleza es un anhelo de servicio, sirve la nube, sirve el aire, sirve el surco, sirve el agua; por lo tanto podríamos decir que Dios es el que sirve a través de todas las cosas....

Donde haya un árbol que plantar, plántalo tú; donde haya un error que enmendar, enmiéndalo tú, donde haya un esfuerzo que todos esquiven, acéptalo tú; tú debes ser quien aparte las piedras del camino, tú quien apague el odio de los corazones y quien haga a un lado las dificultades de cualquier problema.

Existe la alegría de ser sano y la de ser justo, pero hay sobre todo, la hermosa, la inmensa felicidad de servir....

Que triste sería el mundo si ya todo en él estuviera hecho, si no hubiera un rosal que plantar, una empresa que acometer. Mari, que no te llamen tan sólo los trabajos fáciles, te pido que hagas lo que otros no aceptan porque les parece muy duro o porque compromete.

Pero ¡alerta!, no caigas tampoco en el error de que sólo se hace mérito con los grandes trabajos. Hay pequeños servicios que son muy valiosos, como adornar una mesa, peinar a un niña, arreglar unos libros.

Aquél es el que critica, este otro es el que destruye, sé tú la que sirva, servir no es faena de inferiores. Mira tú, Dios que da el fruto y la luz, sirve....

Pudiera Dios llamarse así: el que sirve, pero Él tiene sus ojos fijos en nuestras manos y nos pregunta cada día ¿serviste hoy? ¿a quién?

Cariñosamente............................. Gabriela P.

Roberto, ¿no te parece un tesoro esta carta? pues así la conservo, como algo muy valioso.

Y por favor ten un hermoso fin de semana y no te olvides de ser feliz...... UN ABRAZOTE

A las 2:39pm del agosto 15, 2014, MARIGELA SILVA dijo...

QUE TAL ROBERTO. ESPERO QUE ESTÉS MUY BIEN:

Y llegó otro fin de semana, y después de pensarlo mucho, me decidí a enviarte algo muy querido para mi, una carta que es muy especial y que consideraba que jamás lo compartiría con nadie.

Se trata de una carta que me entregó mi cuñada, después de 1 mes de haber muerto mi adorado hermano Darío. ¿Qué porqué me decidí a compartirla? ..... muy sencillo, porque considero que todos tenemos a alguien muy querido que se nos adelantó, y creo que a todos nos gustaría recibir una carta de ELLOS:

QUERIDA HERMANITA:

Un abrazo!... Quiero decirte entre las estrellas más hermosas, entre las nubes, que estoy bien, aquí solo hay paz y una energía hermosa.

No te pongas triste por mi ausencia, no me he ido de tu lado, simplemente que ahora no me puedes ver como antes, ni puedes oír mi voz, pero estoy contigo a toda hora, en cada latido de tu corazón, en cada lágrima que derramas por mí. Sabes? te las he secado con mis manos y con mis besos pero no te das cuenta, el dolor y el no aceptar que no estoy físicamente, no deja que me veas..

Sabes bien que ésta es la ley de la vida.. No culpes a nadie. No te sientas culpable por nada, si no me diste un abrazo cuando tuviste tiempo, si no me dijiste cuánto me amabas, olvídalo..! tu dolor lo dice todo; anda piensa que estoy bien, sonríe cuando te acuerdes de mí.

Recuerda los mejores momentos que compartimos, las veces que reímos juntos... No recuerdes cómo fue mi partida.. eso te hace mucho daño, desangra tu alma y tu corazón. No te tortures más.
Cuando te sientas sola, alza tu mirada al cielo... no importa si es de día, me verás en la nube que este más cerca, y si es de noche, simplemente busca la estrella más grande, la que brille más... Ahí estaré viéndote, y mi titilar te responderá..

Acuérdate que no fue un adiós que nos dijimos, fue simplemente un hasta luego. Quizás sea pronto nuestro encuentro, quizás pasen muchos años para volvernos a encontrar, pero si te aseguro que ese encuentro entre nosotros es lo único que tenemos seguro.

No me llores más que eso me pone muy triste y aquí en este lugar no aceptan las tristezas.. No me mojes mis alas con tus lágrimas, muchas veces me impides despegarme de la tierra al lugar donde realmente pertenezco. Nadie puede decirle a Dios por qué se fue tan pronto ? ... nadie puede reprochar a Dios por enviar a un ángel a buscarme.

Cuando te agobien estos pensamientos. Tan solo di.. "te suelto, te dejo ir, mientras te recuerde nunca morirás en mí"

Bueno me despido. Hoy hay fiesta en el cielo porque muchos vienen a encontrarse con sus seres amados y quiero estar presente para saber la alegría que se siente cuando uno abraza a alguien que dejó en la tierra.

Recuerda que te amo mucho y que siempre estaré a tu lado hasta que te vengas sin equipaje, porque aquí sólo se trae lo que siembres en la tierra y marcan las huellas que dejaste..

Disculpa si mi mensaje de este día dejó cierta tristeza en tu corazón.....pero igual disfruta tu fin de semana y por favor no te olvides de ser feliz...... UN ABRAZOTE.

A las 10:05am del agosto 12, 2014, MARIGELA SILVA dijo...

HOLA QUERIDO ROBERTO. COMO ESTÁS

I PARTE:

Esto de envejecer es una verdadera lata.

Cada vez me cuesta más trabajo fijar la vista en la pantalla de la computadora y parecería que mis gafas ya no están funcionando como deberían. Me levanto al baño absolutamente todas las noches. . Los tacos al pastor para cenar han sido eliminados, casi por completo de mi dieta, a menos que quiera que el famoso dragón de la acidez me visite intempestivamente y tenga que buscar a tientas un mélox que lo soliviante. Saltar un pequeño muro de un metro de altura (un juego de niños) es hoy por hoy, un desafío similar a tirarse desde La Quebrada en Acapulco, y por eso, ni siquiera lo intento.

La lista es larga, mucho más de lo que quisiera admitir. Y sin embargo, me lo tomo con cierto sentido del humor y no he recurrido a placebos que den simulada seguridad, frente a la inevitabilidad del deterioro físico al que todos, de una u otra manera estamos condenados.

Eso si, me pinto mi cabello para no dejar ver mis escasas canas. No recurriré a la grapa estomacal para ser una falsa flaca. Y por supuesto, no me compraré unos pants fosforescentes para salir a eso que algunos llaman eufemísticamente “correr”, a menos de que alguien con malas intenciones me persiga.

Acabo de encontrar una foto mía a los once años.

Ese muchachita de cabello rubio que fui y que me mira desde el papel retadoramente, con los dientes intactos y sin anteojos, no está nada contenta viendo en lo que me he convertido.

Pero no tiene que ver con el cuerpo que he ido dejándole con el paso del tiempo.

Esa chiquilla quería para mí una vida de aventuras extraordinarias.

Primero, terqueó durante muchos meses con querer ser guía en safaris africanos, cuidar cebras, curar garras infectadas de leones, pelear a tiros con los traficantes de marfil, salvar al guapo perdido en la selva, mirar el atardecer desde las Cataratas Victoria.

Y yo, nunca estuve en África.

Luego, deseó fervientemente ser agente secreto, de preferencia de CIPOL (algunos lo recuerdan, como yo, estuvieron allí, frente a la televisión). Conocer de códigos y de armas ultrasecretas; pelear contra las fuerzas “del mal”, manejar increíbles automóviles llenos de botones y de aparatos increíbles, tener un reloj-teléfono, salvar al guapo de las garras del enemigo.

Y yo, no puedo a veces ni recordar mi password en la computadora.

Quiso embarcarse en el Nautilus con el famosísimo Jacques Cousteau; ver de cerca la migración de las ballenas jorobadas, sumergirse en la cueva de los tiburones dormidos, saludar a la “marmota bebé”, perderse en el arrecife australiano, salvar al guapo del naufragio.

Y yo, ni siquiera he estado nunca en un barco carguero.

Quería ver los atardeceres rojizos de marte, deslizarse en los anillos de Saturno, esquivar tormentas de meteoritos al mando de la más refulgente de las naves espaciales, salvar al guapo de la estación orbital soviética averiada.

Y yo, me mareo en los aviones y me la paso francamente mal. Además, la Unión Soviética ha desaparecido

Bueno… De perdida quería ser bombero.

Vestirme de rojo y tocar la campana del coche bomba. Tirar puertas a hachazos, bajar gatos de los árboles, rescatar al guapo del incendio.

Y pues siendo mujer, pues no. Ni modo.

A las 10:02am del agosto 12, 2014, MARIGELA SILVA dijo...

II PARTE

Tendría muchas cosas que reclamarme, lo sé de cierto. No hice ninguna proeza, ni me embarqué en una aventura fantástica, ni tuve jamás un reloj-teléfono (aunque los celulares podrían parecerse de alguna manera a ese sueño de infancia).

Pero descubro de repente que no era necesario. Que me encanta escribir para poder contar todas las vidas que no he vivido como si fueran mías. Y sobre todo me hice lectora , para viajar sin levantarme del sillón, asombrándome a cada paso y con cada página, saboreando los triunfos y derrotas de otros, metiéndome en la piel de los protagonistas.

En lo que no le fallé fue en el tema del guapo, y con eso, de alguna manera compenso todo aquello en lo que no cumplí y por lo que podría reclamarme agriamente.

El guapo ha dormido a mi lado desde hace décadas. Y fue el que me salvó a mí.

No le debo nada a la muchachita que me mira desde la fotografía

Hemos sido, ella y yo, inmensamente felices.

Y le prometo solemnemente, que sabremos envejecer lo más dignamente posible.

Lo mejor de ser viejo es que te puedes entretener sin más compañía que tus recuerdos.

Por favor no te olvides de ser feliz....... UN ABRAZOTE.

A las 9:38am del septiembre 13, 2013, MARIGELA SILVA dijo...

HOLA ROBERTO:

1a. PARTE

He tenido que dividir en dos mi comentario por falta de espacio:

Mi comentario de este día es acerca de una anécdota gris de mi infancia:

Ella era gordita, pecosa y de pelo excesivamente crespo; pero poseía lo que cualquier niña devoradora de libros, como lo era yo, le habría gustado tener: un padre dueño de una librería.

Nunca entendí porque a todas las compañeras en su cumpleaños le regalaba un libro y a mi y a mi amiga Adita, sólo una tarjeta.

Que talento tenía para la crueldad. Conmigo ejerció su sadismo con ferocidad y yo sin darme cuenta de las humillaciones que me imponía al pedirle prestado un libro continuaba haciéndolo en mi afán de leer.

Hasta que le llegó el día de empezar a infligirme una tortura china. Me platicó que tenia el libro de MUJERCITAS Era un libro gordo, válgame Dios, era un libro para quedarse a vivir
con él, para comer, para dormir con él.. Me dijo que si al día siguiente pasaba por su casa me lo prestaría.

No viví de la emoción hasta el día siguiente. Literalmente corriendo, al día siguiente fui a su casa.No me hizo pasar. Con la mirada fija en la mía, me dijo que le había prestado el libro a
otra niña y que volviera a buscarlo al día siguiente.

Boquiabierta, yo me fui despacio, pero al poco rato la esperanza había vuelto a apoderarse de mí por completo y ya caminaba a saltos, que era mi manera extraña de caminar por las calles.

Pero las cosas no fueron tan sencillas. El plan secreto de Mildred era sereno y diabólico. Al día siguiente allí estaba en la puerta de su casa, con el corazón palpitante. Todo para oír la
tranquila respuesta: que el libro no se hallaba aún en su poder, que volviese al día siguiente.

Y así seguimos................. CONTINÚA

A las 9:24am del septiembre 13, 2013, MARIGELA SILVA dijo...

II PARTE
Y así seguimos.
¿Cuánto tiempo? Yo iba a su casa todos los días, sin faltar ni uno. A veces ella decía: Pues el
libro estuvo conmigo ayer por la tarde, pero como tú no has venido se lo presté a otra niña.
Y yo, que era propensa a las ojeras, sentía cómo las ojeras se ahondaban bajo mis ojos sorprendidos.

Hasta que un día, cuando yo estaba en la puerta de la casa oyendo silenciosa, humildemente su negativa, apareció la madre. Debía de extrañarle la presencia muda y cotidiana de esa niña rubia y flaca en la puerta de su casa. Nos pidió explicaciones a las dos. A la señora le resultaba cada vez más extraño el hecho de no entender. Hasta queentendió al fin. Se volvió hacia la hija y con enorme sorpresa exclamó: Pero si ese libro no ha salido nunca de casa y tú ni siquiera querías leerlo.

Y lo peor para la mujer no era el descubrimiento de lo que pasaba. Debía de ser el horrorizado descubrimiento de la hija que tenía y su perversidad.

Fue entonces cuando, recobrándose al fin, firme y serena, le ordenó a su hija: -Vas a prestar ahora mismo ese libro.

Y a mí: Y tú te quedas con el libro todo el tiempo que quieras. ¿Entendido?

Eso era más valioso que si me hubiesen regalado el libro: "el tiempo que quieras"

¿Cómo contar lo que siguió? Yo estaba atontada, no dije nada. no partí saltando como siempre. Me fui caminando muy despacio, sostenía el libro apretándolo contra el pecho....

Poco importa también cuánto tardé en llegar a casa. Tenía el corazón pensativo. Al llegar a casa no empecé a leer. Simulaba que no lo tenía, únicamente para sentir después el sobresalto de tenerlo. Por fin lo abrí, leí unas líneas maravillosas, volví a cerrarlo, me fui a pasear por la casa, lo postergué más aún yendo a comer pan con mantequilla, fingí no saber dónde había guardado el libro, lo encontraba, lo abría por unos instantes.

Creaba los obstáculos más falsos para esa cosa clandestina que era la felicidad. Para mí la felicidad siempre habría de ser clandestina.

¡Cuánto me demoré! Vivía en el aire... había en mí, orgullo y pudor. Yo era una reina delicada. A veces me sentaba en la hamaca para balancearme con el libro abierto en el regazo, sin tocarlo, en un éxtasis purísimo.

No era más una niña con un libro: era una mujer con su amante.
Y ya no te aburro más. UN ABRAZOTE.

A las 4:30pm del septiembre 6, 2013, MARIGELA SILVA dijo...

HOLA ROBERTO:

La semana pasada por la tarde-noche salí a caminar con mi nieto por el centro de mi ciudad, y en la plaza principal se encontraba un organillero lo que me transportó a mi niñez:

Una tarde, cuando tenía 14 años, sucedió algo que se grabó para siempre en mi memoria. Era casi fin de año porque el frío, el chipi-chipi y la neblina dominaban la escena. Existían en Xalapa, en ese entonces muchas calles empedradas y angostas. Aquel incidente -que con frecuencia evoco- tuvo matices que lo
imprimieron profundamente en mi conciencia.

Me encontraba sentada en el escalón del zaguán de aquella hermosa casona en que vivía, en la callejuela xalapeña de Hidalgo.

Pensaba en "el amor de mi vida", mi maestro de antroplogía oscurecía y no había ya más alma que la mía en aquella recordada calle. De repente escuché la música de un organillo que
lanzaba al aire las notas de "farolito". En tanto el organillero daba rítmicas vueltas a la manivela, mientras cargaba sobre su pecho el artefacto musical, pandeando su cuerpo y avanzando lentamente en la banqueta de enfrente.

Cuando llegó ante mi, su única espectadora, se detuvo y redobló su entusiasmo musical, surgiendo notasmás vívidas y sonoras -cuando menos así lo recuerdo hoy-, siguió con "las golondrinas", "Divina Ilusión","Sombra verde" y otras más...... Lo detuve y le dije: "oiga, no tengo dinero", y aquél rollizo personaje de nariz roja y boluda, gorra Kepi y uniforme caqui me respondió: "no le hace güerita , me gusta tocar para quien le guste oirme", entonces el diálogo se inició.

Nicolás, así se llamaba; me contó que ese dia cumplía 53 años y estaba feliz porque además ".... hoy me he ganado 5 pesos", dijo, con infantil entusiasmo.

De repente me preguntó ¿cuántos años tienes?, le contesté que 14 y entonces agregó: "útale....tas bien pollita, en cambio yo toy arrugado, ya casi ni dientes tengo", luego se sentó junto a mi y empezó a detallar su humilde vida, lo que contó y contó, saciando su sed de ser escuchado. Fuí la solitaria espectadora de aquel monólogo dramático, en un solo acto.... ¡¡ SU VIDA !!.

Supe que se sentía solo, que sus 53 años le abrumaban y que estaba convencido de que era un pobre diablo. De repente se levantó y me dijo: "pórtate bien, para que cuando tengas mi edad no seas un pobre diablo como ahora lo soy yo ". Se alejó con paso lento, encorvado por el peso de su organillo y, quizá de sus 53 años. Jamás lo volví a ver, pero bien lo recuerdo.

Cuando llegué a los 53 lo recordé con mucha intensidad. .

Aunque tenía una sensación de confort interno muy diferente a lo que sentía aquel organillero; tengo todos mis dientes, no soy ni me siento un pobre diablo, sé que mi piel no está ajada.
Creo que he logrado todo lo opuesto a aquel humilde organillero al que, sin embargo, he recordado varias veces en mi vida y aún más el día que cumplí los años que a él tanto le pesaban.

Lo bueno para mi es que mis años no pesan, sino que aligeran mis ilusiones que impulsan a aprovechar al máximo cada uno de los 53 minutos de cada hora de las que me quedan de vida, porque los 7 minutos restantes de cada una de esas horas serán sólo para dormir........

Que tengas un hermoso fin de semana........... UN ABRAZOTE.

 
 
 

Publicidad



RECURSOS

Equipo de Diabetes Hands Foundation

EQUIPO DHF

Manuel Hernandez
(Co-Fundador, Editor, tipo 1.5/LADA)

Mila Ferrer
(Gerente de la Comunidad EsTuDiabetes, madre de un niño con tipo 1)

Emily Coles
(Gerente de la Comunidad TuDiabetes, tipo 1)

Mike Lawson
(Gerente de Experiencias, tipo 1)

Corinna Cornejo
(Gerente de Desarrollo, tipo 2)

Desiree Johnson
(Asistente Administrativa y de Programas, tipo 1)

 

VOLUNTARIOS DHF

Administradores

Jimmy
N@ty

Abraam

Humberto

Comité de Bienvenida y Apoyo

Riega la Voz

Cargando…

© 2014   Una comunidad de personas afectadas por la diabetes, un programa de la Diabetes Hands Foundation.

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio