jorge hazi
  • Hombre
  • Minneapolis, MN
  • Estados Unidos
  • Diabetes Tipo 2
Compartir en Facebook Compartir en Facebook Compartir Twitter
  • Posts
  • Discusiones (5)
  • Eventos
  • Grupos
  • Fotos
  • Albumes de Fotos
  • Vídeos

Las amistades de Jorge hazi

  • Jesus Tosca
  • Estrella del Mar
  • Mila Ferrer
  • Lucy
  • MARIGELA SILVA
 

Página de jorge hazi

Actividad Más Reciente

MARIGELA SILVA dejó un comentario para 'jorge hazi'
"HOLA JORGE: Que rápido llegó otro viernes y éste es el primero del último mes del año....... INCREÍBLE: Cada año acostumbro dejar a mis amigos del foro un regalo de navidad y anoche me puse a pensar…"
5 Dic
A jorge hazi le gusta la discusión preparar arroz de LUIS ALBERTO CISTERNAS
24 Oct
A jorge hazi le gusta la discusión ¿ Cuál es tu experiencia ? de Elena
21 Oct
A jorge hazi le gusta la discusión ¿ Cuál es tu experiencia ? de Elena
21 Oct
A jorge hazi le gusta la discusión ¿ Cuál es tu experiencia ? de Elena
21 Oct
A jorge hazi le gusta la discusión ¿ Cuál es tu experiencia ? de Elena
21 Oct
A jorge hazi le gusta la discusión ¿ Cuál es tu experiencia ? de Elena
21 Oct
jorge hazi podría asistir al evento de Mila Ferrer
Versión reducida

Videochat: Mitos de la diabetes en Página principal de EsTuDiabetes

octubre 21, 2014 de 2pm a 3pm
Gran parte de la desinformación que existe en la población acerca de la diabetes, se basa en los cientos de mitos que la rodean. Aprendamos cuales son mitos y cuales son realidades.Recurso: Ana Laura Segundo, Educadora de diabetesVer más
21 Oct
A jorge hazi le gusta el evento Videochat: Mitos de la diabetes de Mila Ferrer
21 Oct
A jorge hazi le gusta la discusión Big Blue Test 2014 de Mila Ferrer
20 Oct
A jorge hazi le gusta el evento Videochat: Nuestra herencia, nuestra salud de Mila Ferrer
9 Oct
A jorge hazi le gusta el evento Videochat: Nuestra herencia, nuestra salud de Mila Ferrer
9 Oct
jorge hazi ha respondido a la discusión Gracias N@ty por tu gran labor de Mila Ferrer
"Hola naty, muchas gracias por tu gran aporte con el unico interes de comunicarnos y aconsejarnos para poder mejorar nuestra calidad de vida .un fraternal abrazo desde. Minnesota"
26 Sep
A jorge hazi le gusta la discusión DISCRIMINACION. ME SIENTO MUY DOLIDA. de LA PIOJA
23 Sep
MARIGELA SILVA dejó un comentario para 'jorge hazi'
"Esta es una melodía que todos los mexicanos queremos mucho. Estamos comenzando a celebrar nuestras fiestas patrias y por eso pensé en enviártela... Ojalá y te guste: https://www.youtube.com/watch?v=7ZUPv0i2qSA"
12 Sep
MARIGELA SILVA dejó un comentario para 'jorge hazi'
"HOLA MI QUERIDO AMIGO: I PARTE: Llegó el viernes, y aquí me tienes nuevamente en tu página; y nuevamente te quiero platicar una anécdota de mi infancia, y que espero no te aburra demasiado... La primera vez que vi a un…"
12 Sep

Información Personal

La persona a la que me referí en la pregunta #3 vive con
Diabetes Tipo 2
¿Qué beneficio esperas de EsTuDiabetes?
aprender mas acerca de la diabetes
Fecha de tu diagnóstico
diciembre 29, 2008
Valor de A1C (Hemoglobina Glicosilada) más reciente:
70
Tipo de tratamiento que usas:
Oral
Dirección de tu blog, Facebook, Twitter (si tienes):
http://jorgehazi@msn.com
¡Cuéntanos más sobre tí!
TENGO DIABETES TIPO 2 . SOY ORIUNDO DE URUGUAY ,soy viudo

Pared de comentarios (37 comentarios)

Necesitas ser un miembro de EsTuDiabetes para añadir comentarios!

Participar en EsTuDiabetes

A las 11:33am del diciembre 5, 2014, MARIGELA SILVA dijo...

HOLA JORGE:

Que rápido llegó otro viernes y éste es el primero del último mes del año....... INCREÍBLE:

Cada año acostumbro dejar a mis amigos del foro un regalo de navidad y anoche me puse a pensar qué regalarles y pensé en dejarles un adelanto de mi regalo:

En esta navidad tengo cuatro regalos para ti........。。。。。。。

El primero es mi " Mi agradecimiento" por aceptar mi amistad y por tus comentarios calidos, tiernos, intelectuales o divertidos o una imagen que me hizo reir o ponerme sentimental. Gracias, porque al final fueron detalles tuyos que me nutrieron el alma.

El segundo "Mi firme propósito de seguir acompañándote en el nuevo año que empieza. Para ello te ofrezco lo mejor de mi, la alegria, el animo y parte de mi tiempo para que también sientas compañía, al apreciar cada uno de tus logros. Me esforzaré por estar disponible y ofreciéndote mi amistad sincera.

El tercero "El deseo de que alcances todo lo que tu corazón anhela". Así que alguien (yo) todos los días te enviará una bendición y te recuerda, esperando siempre que te acontezca día a día lo mejor.

El cuarto "Que seas feliz a pesar de las circunstancias". Que lo que alegra cada minuto de tu vida provenga de tu propia convicción. Que tu felicidad no dependa de lo poco o mucho que tengas, o de que alguien te haga feliz. Que siempre tengas una ilusión por la cual levantarte cada día, que veas detrás de cada obstáculo una oportunidad y que nada ni nadie te inmovilice para seguir tu camino hacia la superación
personal, profesional y espiritual. Que el adorno mas importante de tu casa sea tu alegría verdadera.

Estas son algunas de las cosas que elegí para ti en esta navidad , espero que te guste por que me esmere eligiendo desde mi corazón.

Jorge, dale paso a un fin de semana inolvidable, no lo desperdicies.... UN ABRAZOTE.

A las 5:09pm del septiembre 12, 2014, MARIGELA SILVA dijo...

Esta es una melodía que todos los mexicanos queremos mucho. Estamos comenzando a celebrar nuestras fiestas patrias y por eso pensé en enviártela... Ojalá y te guste:

https://www.youtube.com/watch?v=7ZUPv0i2qSA

A las 10:59am del septiembre 12, 2014, MARIGELA SILVA dijo...

HOLA MI QUERIDO AMIGO:

I PARTE:

Llegó el viernes, y aquí me tienes nuevamente en tu página; y nuevamente te quiero platicar una anécdota de mi infancia, y que espero no te aburra demasiado...

La primera vez que vi a un mago en un escenario fue cuando tenía siete años. No tengo idea de cómo se llamaba, pero era fantástico.

Fue en el auditorio de la Escuela Normal durante una celebración del día del niño. Yo iba con todos los alumnos de mi escuela, y no se porque razón, pero me tocó sentarme junto a uno de los niños mas grandes de la escuela. Nos dieron bolsas con chocolates y cuadernos para iluminar.

El mago, vestido con un negro frac resplandeciente, hizo aparecer del aire mismo una paloma.

-La sacó de su saco.- Dijo junto a mí el niño grande.

-¿Lo viste?- Lo reté inmediatamente.

-Sí, lo vi. Tiene una bolsa pegada al saco y de allí van saliendo las palomas.- Dijo, con una sonrisa sarcástica surcándole el rostro.

Yo no veía la bolsa. Estaba completamente fascinada por la actuación, las luces, la música, el olor a algodón de azúcar que lo impregnaba todo.

Luego, apareció un conejo que salió de un sombrero de copa y lo puso, agarrándolo por las orejas, sobre una mesita. Supongo que eso hoy no sucedería sin que brincaran airados a quejarse algunos defensores de animales, y Manuel (el niño grande) no dijo nada esa vez sobre el saco lleno de palomas, porque el mago estaba en mangas de camisa. Pero no podía, ni quería quedarse callado.

-Ese truco me lo sé. El sombrero tiene doble fondo.- Y sonreía el niño, jactancioso, por poder revelar tan fácilmente todos los secretos del mago.

Uno por uno, fue estropeándonos, a los que estábamos a su lado, las ilusiones que se iban realizando en el escenario. Dando explicaciones que de tan contundentes, nos dejaban con el alma en los pies.

Los tambores y fanfarrias tocados por una orquesta en vivo, anunciaban el gran final.

El mago dijo por el micrófono que necesitaba a treinta niños para ayudarlo.

Los más de dos mil que estábamos presentes, levantamos al mismo tiempo la mano, atrapados por un ensalmo poderoso.

Y el mago, no me escogió a mí. Pero sí a Manuel que se levantó como un rayo de su asiento y fue corriendo hasta el enorme escenario.

Yo temí por lo que pudiera ocurrir, Manuel era completamente capaz de hacerle una trastada al mago y estropear el acto. Le hubiera encantado que el hombre hiciera el más espantoso de los ridículos frente a esa multitud de enanos vocingleros, acostumbrados a utilizar el escarnio como sistema para reírse del mundo entero. Me temblaban las rodillas esperando ese fatídico momento.

El mago, junto con tres guapas ayudantes de piernas larguísimas y faldas cortísimas, puso una enorme seda roja sobre el suelo mientras sonaba una música misteriosa y las luces iban bajando lentamente, hasta volverse todo penumbra.

Y los niños, agarrados de las manos, hicieron un círculo alrededor. Desde mi lugar veía a Manuel, era el único de los treinta infantes que no sonreía.

Un minicabrón, podríamos decir.

El mago, amarró una cuerda que cayó de lo alto del Auditorio al centro de la seda, donde había una argolla plateada.

Y salió del círculo formado por niños y niñas.

Lo que pasó después, todavía viene de tarde en tarde a mi memoria, acompañado por los mismos destellos dorados de aquella mañana, de la misma explosión y el humo azulado que salió a continuación.

La seda subió a una velocidad increíble y las luces del Auditorio se encendieron todas, al mismo tiempo.

Y allí, en el centro del lugar, rodeado por treinta muchachitos que no se habían soltado nunca de las manos. ¡Había un elefante!

A las 10:44am del septiembre 12, 2014, MARIGELA SILVA dijo...

II PARTE:

SI,un elefante hecho y derecho. De verdad.

Movía la trompa y las orejas y yo podía desde mi lugar verle incluso el blanco de los ojos.

Gritos, aplausos, más fanfarrias. Juegos de luces, pataleta generalizada sobre la madera del Auditorio que retemblaba en sus centros la tierra.

Luego supimos que a los niños los sacaron, sutilmente por los laterales del teatro.

El mago hizo una larga reverencia y el telón bajó, dejándonos a todos con la boca abierta y las sienes palpitantes. Sumidos en el estupor, la sorpresa, la maravilla.

Manuel llegó acompañado por una de las ayudantes del mago hasta su lugar, a mi derecha.

Estaba mudo. Miraba hacia adelante como si hubiera visto un fantasma. Traía entre las manos una seda blanca (que luego nos enteramos, fue un regalo del mago).

No soporté la tentación. Le di un codazo que lo sacó por instantes de su ensueño.

-¿Qué? ¿Se sacó el elefante de la manga?- Le dije con el tono más burlón que pude encontrar entre mis tonos burlones.

-No.- Contestó lacónicamente, y no volvió a decir una palabra en las siguientes semanas. Por lo menos no a mí.

Toda esta historia viene a cuento, porque nunca más lo volví a ver, hasta hace unos meses que recibí una solicitud de amistad en facebook. Se fue con su familia a vivir a Australia y allí hizo su vida.

Y ahora que hemos platicado por chat, me contó que su padre era mago. Yo no tenía ni idea.

Por eso se sabía casi todos los trucos que esa mañana luminosa presenciamos.

Casi todos los trucos.

Desde entonces, yo quiero creer que el inmenso elefante salió de la nada, tan sólo para darle una lección a un niño que no creía en nada, PARA DEVOLVERLE EL ASOMBRO.

Y todo esto para decirte: Déjate sorprender por el día a día; tu capacidad de asombro te arrancará mas de una sonrisa, deja que hasta el más sencillo detalle te haga feliz.

Que este fin de semana sea maravilloso......... UN ABRAZOTE y por favor no te olvides de ser feliz.

A las 9:59am del septiembre 5, 2014, MARIGELA SILVA dijo...

HOLA JORGE:

Este fin de semana quiero compartir con mis amigos de este foro, una carta dirigida a quien todos quisiéramos tener siempre con nosotros, a quien muchos buscan sin saber que está a su lado, espero que te guste:

Hola FELICIDAD:

Querrás saber porqué motivo he decidido escribirte. Es muy siple,
quiero respuestas:

Tengo muchas preguntas que hacer, muchísimas. ¿Será un camino y quizá al final de la presente, no tenga sentido recibir una respuesta, pero creo que recorrer este camino merece la pena?

¿Qué se siente al ser deseada y perseguida por todos?
¿Qué se siente al saber que nadie te querrá echar de su lado, que siempre estarás acompañada, que nunca estarás sola?

Te escribo para que me digas qué se siente.¿Por qué eres tan esquiva? ¿Por qué solo compartes el camino de unos pocos cuando son tantos los que te buscan?

¿Por qué entras y sales de la vida de la gente con tanta facilidad? Te escribo para que me expliques el por qué.

¿La elección de tus compañeros es al azar o te fijas en algo en especial? ¿Eres un premio por ser generoso, por hacer buenas acciones, por amar, por luchar, por vivir de determinada forma,
por sentir de un modo concreto…?

¿Por qué cuando alguien te tiene es feliz plenamente y cuando no te tiene nunca acudes en su ayuda?

¿Por qué, en ocasiones, muestras ciertas partes de ti y luego te escondes? ¿Lo haces acaso para atormentar, para que la gente se sienta peor de lo que se siente por el simple hecho de haberte rozado y no haber podido retenerte?

Te escribo para que me expliques, de nuevo, por qué.

¿Dónde te escondes? ¿Dónde estás?

¿Por qué no te muestras más a menudo?

Te escribo para que me cuentes dónde estás.

Pero ¿sabes? Muchos creen saber dónde te encuentras, muchos dicen que estás en la sonrisa de los niños pero… ¿y los niños que no pueden sonreír o que no saben hacerlo? ¿Los enfermos, los huérfanos, los maltratados, los que sufren abusos, los que no tienen nada que llevarse a la boca, los que se encuentran en medio de una pobreza tal que tienen que aprender a sobrevivir?

¿Dónde estás entonces?

Muchos dicen que estás en la naturaleza, en el cielo azul, en la belleza de la noche, en la luz de un nuevo día… ¿y aquellos que no pueden verla o que, aún pudiendo, viven en una oscuridad tal que ni el sol es capaz de dar un poco de luz a su vida, ni el cielo cobijar su angustia, ni la luna velar un sueño que no existe?

¿Dónde estás entonces?

Muchos dicen que estás en la bendición de una familia… ¿y las familias en las que se suceden discusiones, maltratos, separaciones?

¿Dónde estás entonces?

Muchos dicen que estás en el amor…

¿y aquellos que no conocen el amor, aquellos que lo esperan ansiosos de amar y ser amados, aquellos que lo perdieron sin saber porqué?

¿Dónde estás entonces?

Podría seguir preguntando durante horas y horas, días y días…

pero nunca obtendría una respuesta, ¿verdad, FELICIDAD?

Nunca me dirías dónde estás, nunca sabría porqué eres como eres,

nunca sabría porqué te comportas como lo hacesUna vez más tengo que hacer una última pregunta:

¿por qué no lo sabré nunca, por qué nunca habrá una respuesta?

Y, ¿sabes? Creo tener la respuesta:

porque si tú no fueras esquiva, si tú no te escondieras,

si tú no fueras como eres, nuestra vida no tendría sentido.

No tendríamos nada por lo que luchar. He recorrido todo el camino

(al menos todo el que estoy en condiciones de recorrer) así que solo me queda terminar esta carta diciéndote GRACIAS simplemente, por existir.

Recibe un saludo de una persona que toda su vida ha estado acompañada por ti y no entiende porque no todos saben encontrarte.

Que tengas un fin de semana inolvidable y por favor no te olvides de ser feliz.................. UN ABRAZOTE.

A las 12:20pm del agosto 15, 2014, MARIGELA SILVA dijo...

HOLA MI QUERIDO JORGE:

Y llegó otro fin de semana, y después de pensarlo mucho, me decidí a enviarte algo muy querido para mi, una carta que es muy especial y que consideraba que jamás lo compartiría con nadie.

Se trata de una carta que me entregó mi cuñada, después de 1 mes de haber muerto mi adorado hermano Darío. ¿Qué porqué me decidí a compartirla? ..... muy sencillo, porque considero que todos tenemos a alguien muy querido que se nos adelantó, y creo que a todos nos gustaría recibir una carta de ELLOS:

QUERIDA HERMANITA:

Un abrazo!... Quiero decirte entre las estrellas más hermosas, entre las nubes, que estoy bien, aquí solo hay paz y una energía hermosa.

No te pongas triste por mi ausencia, no me he ido de tu lado, simplemente que ahora no me puedes ver como antes, ni puedes oír mi voz, pero estoy contigo a toda hora, en cada latido de tu corazón, en cada lágrima que derramas por mí. Sabes? te las he secado con mis manos y con mis besos pero no te das cuenta, el dolor y el no aceptar que no estoy físicamente, no deja que me veas..

Sabes bien que ésta es la ley de la vida.. No culpes a nadie. No te sientas culpable por nada, si no me diste un abrazo cuando tuviste tiempo, si no me dijiste cuánto me amabas, olvídalo..! tu dolor lo dice todo; anda piensa que estoy bien, sonríe cuando te acuerdes de mí.

Recuerda los mejores momentos que compartimos, las veces que reímos juntos... No recuerdes cómo fue mi partida.. eso te hace mucho daño, desangra tu alma y tu corazón. No te tortures más.
Cuando te sientas sola, alza tu mirada al cielo... no importa si es de día, me verás en la nube que este más cerca, y si es de noche, simplemente busca la estrella más grande, la que brille más... Ahí estaré viéndote, y mi titilar te responderá..

Acuérdate que no fue un adiós que nos dijimos, fue simplemente un hasta luego. Quizás sea pronto nuestro encuentro, quizás pasen muchos años para volvernos a encontrar, pero si te aseguro que ese encuentro entre nosotros es lo único que tenemos seguro.

No me llores más que eso me pone muy triste y aquí en este lugar no aceptan las tristezas.. No me mojes mis alas con tus lágrimas, muchas veces me impides despegarme de la tierra al lugar donde realmente pertenezco. Nadie puede decirle a Dios por qué se fue tan pronto ? ... nadie puede reprochar a Dios por enviar a un ángel a buscarme.

Cuando te agobien estos pensamientos. Tan solo di.. "te suelto, te dejo ir, mientras te recuerde nunca morirás en mí"

Bueno me despido. Hoy hay fiesta en el cielo porque muchos vienen a encontrarse con sus seres amados y quiero estar presente para saber la alegría que se siente cuando uno abraza a alguien que dejó en la tierra.

Recuerda que te amo mucho y que siempre estaré a tu lado hasta que te vengas sin equipaje, porque aquí sólo se trae lo que siembres en la tierra y marcan las huellas que dejaste..

Disculpa si mi mensaje de este día dejó cierta tristeza en tu corazón.....pero igual disfruta tu fin de semana y por favor no te olvides de ser feliz...... UN ABRAZOTE.

A las 9:28am del agosto 12, 2014, MARIGELA SILVA dijo...

Robin Williams no quiso llegar a los 64 años. Se suicidó a los 63.

Curiosamente el tema de una de sus primeras películas El mundo según Garp, es la canción de los Beatles, When i’m sixty four. Entonces Robin Williams tenía 31 años. ¿Cómo iba a imaginar en ese tiempo que él no llegaría a los 64?

En la canción un hombre joven, como lo fue él a los 31, se preguntaba: “¿Me necesitarás, me alimentarás todavía, cuando tenga sesenta y cuatro?”. Quizá, por las cosas que estaba pasando, por las tribulaciones que lo acosaban, Robin Williams entendió que no, que nadie lo necesitaría a los 64; por supuesto ya no le podemos decir que estaba equivocado.

Descanse en paz Robin Williams.

A las 10:38am del agosto 8, 2014, MARIGELA SILVA dijo...

HOLA JORGE:

Esto de envejecer es una verdadera lata.

Cada vez me cuesta más trabajo fijar la vista en la pantalla de la computadora y parecería que mis gafas ya no están funcionando como deberían. Me levanto al baño absolutamente todas las noches. . Los tacos al pastor para cenar han sido eliminados, casi por completo de mi dieta, a menos que quiera que el famoso dragón de la acidez me visite intempestivamente y tenga que buscar a tientas un mélox que lo soliviante. Saltar un pequeño muro de un metro de altura (un juego de niños) es hoy por hoy, un desafío similar a tirarse desde La Quebrada en Acapulco, y por eso, ni siquiera lo intento.

La lista es larga, mucho más de lo que quisiera admitir. Y sin embargo, me lo tomo con cierto sentido del humor y no he recurrido a placebos que den simulada seguridad, frente a la inevitabilidad del deterioro físico al que todos, de una u otra manera estamos condenados.

Eso si, me pinto mi cabello para no dejar ver mis escasas canas. No recurriré a la grapa estomacal para ser una falsa flaca. Y por supuesto, no me compraré unos pants fosforescentes para salir a eso que algunos llaman eufemísticamente “correr”, a menos de que alguien con malas intenciones me persiga.

Acabo de encontrar una foto mía a los once años.

Ese muchachita de cabello rubio que fui y que me mira desde el papel retadoramente, con los dientes intactos y sin anteojos, no está nada contenta viendo en lo que me he convertido.

Pero no tiene que ver con el cuerpo que he ido dejándole con el paso del tiempo.

Esa chiquilla quería para mí una vida de aventuras extraordinarias.

Primero, terqueó durante muchos meses con querer ser guía en safaris africanos, cuidar cebras, curar garras infectadas de leones, pelear a tiros con los traficantes de marfil, salvar al guapo perdido en la selva, mirar el atardecer desde las Cataratas Victoria.

Y yo, nunca estuve en África.

Luego, deseó fervientemente ser agente secreto, de preferencia de CIPOL (algunos lo recuerdan, como yo, estuvieron allí, frente a la televisión). Conocer de códigos y de armas ultrasecretas; pelear contra las fuerzas “del mal”, manejar increíbles automóviles llenos de botones y de aparatos increíbles, tener un reloj-teléfono, salvar al guapo de las garras del enemigo.

Y yo, no puedo a veces ni recordar mi password en la computadora.

Quiso embarcarse en el Nautilus con el famosísimo Jacques Cousteau; ver de cerca la migración de las ballenas jorobadas, sumergirse en la cueva de los tiburones dormidos, saludar a la “marmota bebé”, perderse en el arrecife australiano, salvar al guapo del naufragio.

Y yo, ni siquiera he estado nunca en un barco carguero.

Quería ver los atardeceres rojizos de marte, deslizarse en los anillos de Saturno, esquivar tormentas de meteoritos al mando de la más refulgente de las naves espaciales, salvar al guapo de la estación orbital soviética averiada.

Y yo, me mareo en los aviones y me la paso francamente mal. Además, la Unión Soviética ha desaparecido

Bueno… De perdida quería ser bombero.

Vestirme de rojo y tocar la campana del coche bomba. Tirar puertas a hachazos, bajar gatos de los árboles, rescatar al guapo del incendio.

Y pues siendo mujer, pues no. Ni modo.

A las 10:29am del agosto 8, 2014, MARIGELA SILVA dijo...

II PARTE

Tendría muchas cosas que reclamarme, lo sé de cierto. No hice ninguna proeza, ni me embarqué en una aventura fantástica, ni tuve jamás un reloj-teléfono (aunque los celulares podrían parecerse de alguna manera a ese sueño de infancia).

Pero descubro de repente que no era necesario. Que me encanta escribir para poder contar todas las vidas que no he vivido como si fueran mías. Y sobre todo me hice lectora , para viajar sin levantarme del sillón, asombrándome a cada paso y con cada página, saboreando los triunfos y derrotas de otros, metiéndome en la piel de los protagonistas.

En lo que no le fallé fue en el tema del guapo, y con eso, de alguna manera compenso todo aquello en lo que no cumplí y por lo que podría reclamarme agriamente.

El guapo ha dormido a mi lado desde hace décadas. Y fue el que me salvó a mí.

No le debo nada a la muchachita que me mira desde la fotografía

Hemos sido, ella y yo, inmensamente felices.

Y le prometo solemnemente, que sabremos envejecer lo más dignamente posible.

Lo mejor de ser viejo es que te puedes entretener sin más compañía que tus recuerdos.

Deseo que tu fin de semana sea extraordinario, y por favor no te olvides de ser feliz....... UN ABRAZOTE.

A las 4:11pm del agosto 1, 2014, MARIGELA SILVA dijo...

HOLA JORGE:

Este fin de semana te quiero platicar acerca de una de las tantas mascotas que tuve en mi infancia:

Al despertar, noté que "Sotero" no respiraba... que raro que se moviera del rincón en el que dormía. Quizá no pudo escapar de algo que lo amenazaba. Amaneció tirado cerca de la puerta, junto a la tranca que calzaba al tablón, en aquella hermosa hacienda de mi bisabuelo. Seguro que se sintió mal y no me quiso despertar. Tal vez no pensó que podría morir. O no pudo pedir ayuda.

Tenía las patas traseras rígidas y estiradas. Tenía sus ojitos inmóviles y vidriados. Ligeramente se le movía su pelo blanco, debido al aire que entraba por la rendija de debajo de la puerta. Sotero estaba muerto. Lo levanté del piso, lo abracé y me senté con él a un lado de la cama.

Ya no era Sotero, sin vida no era sotero, solo un cuerpo, como una silla o un madero, como un "metate", así de lejano y frío. Su cara no tenía movimiento, sus bigotes estaban rígidos, como él.

Sotero ya no se regocijaba en mis brazos como siempre lo hacía. Su cariño se fue con él. A mis 8 años, yo sabía que la gente muere, sabía que los árboles mueren, es más, sabía que yo tenía que morir; pero Sotero era un "ángel" y no debería de morir. Se murió don Toño, el señor de la tienda, y estaba bien, don Toño algún día tenía que morir. Se murió Tomasa, la señora de las tortillas y estaba bien, la gente muere..... pero Sotero, mi conejo no tenía por qué morir. Yo no sabía que Sotero moriría, y mucho menos que moriría antes que yo.

Tenía la esperanza de que estuviera vivo, de que volvería a la vida y jugaríamos como antes. Le sople varias veces y sotero no despertó y seguía poniéndose más frío. Quise oír su corazón y no latía. Entonces levanté a sotero y lo acosté en mi cama, lo tapé con mi cobertor para darle calor. Y fué entonces que corrí a buscar a mi hermano para que ayudara a sotero, que me ayudara a mi.

Y juntos agarrados de la mano, mi hermano y yo, fuimos a ayudar a mi conejito. Seguramente algo haría mi hermano. Si.... mi hermano todo lo resolvía, como todos los hermanos mayores. Sería fácil que él lo ayudara. Mi hermano zarandeó a sotero, volteó a verme y me dijo: está muerto.

Y para mi sorpresa, mi hermano empezó a llorar sentado en la cama, y entonces ya no pude llorar, me dolía el dolor de mi hermano, quien me abrazó llorando, y acariciando su piel notó que sotero tenía varios orificios con sangre en el cuello.

Tal vez una serpiente (que eran muy comunes en la hacienda) lo mató, dijo mi hermano y entonces pasé rápido del lamento al odio. Sotero no había muerto, a sotero lo habían matado, y el asesinato cambiaba las cosas... y como lo había escuchado en aquellas películas mexicanas dije: "alguien tiene que morir por esto", alguien tiene que pagar por el asesinato, y se me cortaba la voz por aquel odio que me invadía el cuerpo.

Queriendo cambiar las cosas, mi hermano dijo: tal vez sotero murió tratando de defenderte mientras dormías; buscó mi hermano justificar que la muerte de sotero había valido la pena. Gran error, sotero quizá había muerto por defenderme y yo estaba viva. Y entonces fuí por la moruna despalmada y salí al patio a buscar a la asesina.

En la semana siguiente, entre mi hermano, mis primos y los trabajadores de la hacienda mataron 5 víboras. Y una noche mientras estaba en el pozo con mi hermano, me dijo: estoy haciendo mal, hemos matado víboras, pero no sabemos cuál es la asesina de sotero. Y agregó con voz firme: nada justifica matar, ni siquiera por venganza. Y en ese momento dejé de llorar, y di por muerto a sotero.

Otros acontecimientos, como ese me acompañarían a lo largo de la vida. Pero siempre he tratado de comprenderlos, antes de empezar a hacer más mal del que me pudieron hacer.

La moraleja de esta vivencia mía: CUANDO APRENDÍ A PERDONAR, APRENDÍ A VIVIR.

Espero que este fin de semana sea hermoso, y no te olvides de ser feliz...... UN ABRAZOTE.

 
 
 

Publicidad



RECURSOS

Equipo de Diabetes Hands Foundation

EQUIPO DHF

Manuel Hernandez
(Co-Fundador, Editor, tipo 1.5/LADA)

Mila Ferrer
(Gerente de la Comunidad EsTuDiabetes, madre de un niño con tipo 1)

Emily Coles
(Gerente de la Comunidad TuDiabetes, tipo 1)

Mike Lawson
(Gerente de Experiencias, tipo 1)

Corinna Cornejo
(Gerente de Desarrollo, tipo 2)

Desiree Johnson
(Asistente Administrativa y de Programas, tipo 1)

 

VOLUNTARIOS DHF

Administradores

Jimmy
N@ty

Abraam

Humberto

Comité de Bienvenida y Apoyo

Riega la Voz

Cargando…

© 2014   Una comunidad de personas afectadas por la diabetes, un programa de la Diabetes Hands Foundation.

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio