El médico y el filósofo dialogan sobre la diabetes

Médicos y filósofos ¿Hay un diálogo posible?

- Es asombroso, Sócrates, como se ha expandido la epidemia de Diabetes en el mundo y, para empeorar las cosas, se espera un crecimiento aún mayor para las próximas décadas.

- Ciertamente eso dicen los epidemiólogos. Pero: ¿por qué es tan malo que eso suceda?

- Sócrates, es bien conocido el grave deterioro que la DBT ocasiona en los vasos sanguíneos, el corazón, el riñón, las retinas...

- Si eso es tal como dices, se trata entonces de un problema muy serio. Pero, ¿en qué consiste ese problema?

- El trastorno se caracteriza por un aumento de la Glucosa en la sangre, por encima de ciertos valores considerados normales.

- ¿Entonces las personas que superen esos “valores normales” serán los diabéticos en tanto quienes no sufran ese incremento serán no diabéticos?

- En efecto, Sócrates, así es.

- ¿Entonces lo que define a la Diabetes es el aumento de las cifras de Glucosa en la sangre de estos desdichados enfermos?

- Tal como lo dices, Sócrates.

- Eso me hace suponer que, por lo tanto, a partir del momento en que esos valores se incrementan comienzan a alterarse los vasos sanguíneos, el corazón, el riñón, las retinas, tal como me acabas de enseñar.

- Sí, claro, la enfermedad progresa desde ese momento. Aunque... no pocas veces las personas padecen graves enfermedades cardiovasculares -como el Infarto de Miocardio- varios años antes de elevar las cifras de Glucosa en la sangre.

- Entonces, ¿puede decirse que esas personas son diabéticas antes de tener elevados los niveles de Glucosa?

- No exactamente, Sócrates. La definición vigente de Diabetes exige que los valores de Glucosa se encuentren elevados en ayunas o luego de una prueba de tolerancia a los hidratos de carbono para afirmar que una persona es diabética.

- ¡¡Ahora sí entiendo!! Entonces, lo que sí puede afirmarse es que esas personas que padecen graves problemas vasculares antes de tener Glucemia elevada no son diabéticos.

- Bueno, algo así Sócrates. Sucede que esas personas no son diabéticas pero lo serán algún tiempo más tarde.

- Es grandioso, amigo, ahora tengo las pruebas que confirman una de mis más antiguas sospechas: la Medicina supera ampliamente a la Filosofía.

- ¿Qué dices, Sócrates? Eso es imposible: la Filosofía es la madre de todas las ciencias, de ella nacen los fundamentos de los modos de pensar, incluso los que la propia Medicina emplea.

- No me parece que sea así, pues acabas de darme un ejemplo muy claro de un caso en que las consecuencias preceden a las causas. Eso derrumba por completo el pretencioso y milenario edificio de la argumentación lógica.

- Sócrates, confieso que algunas veces me desconciertas, demasiadas veces...

- No sé cuál es la causa de tu desconcierto.

- Tus temerarias afirmaciones, maestro; tu súbito menosprecio hacia tu propia disciplina.

- Pero, ¿no me habías dicho hace algunos instantes que la Glucosa elevada era la responsable del daño vascular y orgánico?

- Sí, así es.

- ¿Y no me acabas de decir que ciertas personas sufren esos daños antes de elevar la Glucosa por encima de los valores que Uds. mismos definen como normales?

- Sí, así es.

- Pues entonces está muy claro: la Diabetes es una enfermedad en la que las consecuencias pueden preceder en años a las causas. De este modo, es posible padecer los daños que la enfermedad provoca mucho antes de padecer la propia enfermedad.

- Creo que estás logrando confundirme.

- No es esa mi intención; sólo sigo el rumbo de tus propias afirmaciones. Tal parece ser que la Diabetes es una de esas infrecuentes situaciones donde el futuro produce consecuencias en el presente. Sabía yo que las cosas no eran tan sencillas como 3.000 años de ingenua filosofía nos hacían suponer...

- Ahora estoy seguro: has logrado confundirme por completo.

- Se desprende de tus dichos que lo que define a la enfermedad son las cifras de Glucosa no el daño que esta parece producir prematuramente.

- Ahora el que no entiende soy yo, Sócrates.

- Está muy claro: la enfermedad es definida por una variable, la Glucemia, pero algunas de las secuelas de la enfermedad se le anticipan. Por lo tanto, o esta enfermedad contradice la flecha del tiempo o lo que la define es una variable secundaria y tienen entonces, mis amigos médicos, un problema de definición.

- Tu grado de abstracción, maestro, supera mi entendimiento a ras del piso.

- Imaginemos juntos un hacha capaz de partir al medio un grueso tronco. ¿Podrías amigo hacer para mí una definición del hacha?

- Por supuesto, maestro: incluso para alguien con mi ignorancia eso sería muy sencillo. Un hacha es una herramienta cortante compuesta por un trozo de hierro filoso y un mango de sólida madera capaz de ser empuñada por un hombre y cortar con ella un grueso tronco de árbol.

- Excelente amigo, que inútil me haces sentir. ¿Para qué un médico podría requerir de un filósofo?

- Sócrates: tu ironía no tiene límites.

- Imagina ahora, amigo médico, ¿qué pensarías si yo te asegurase que puedes ver el tronco cortado primero y empuñar el hacha después?

- Discúlpame, maestro, pero debo retirarme. Quisiera solicitar una consulta con algún filósofo para lo cual debo consultar la cartilla de mi obra social. Hasta pronto.

- Hasta pronto, amigo, y muchas gracias por todas tus valiosas enseñanzas de hoy.

Visitas: 259

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de EsTuDiabetes para añadir comentarios!

Participar en EsTuDiabetes

Comentario hecho por Humberto J. Boscán F. el mayo 1, 2012 a las 5:27pm

Gracias Jorge y Silvia por sus atinados comentarios!

Comentario hecho por silvia segura patiño el mayo 1, 2012 a las 3:00pm

Es nuestra triste realidad lo que Socrates y el médico comentan.

Comentario hecho por Humberto J. Boscán F. el abril 29, 2012 a las 7:58am

Tal vez Jorge en tiempos de Sócrates no existían aún los nutricionistas ;)

Comentario hecho por Humberto J. Boscán F. el abril 27, 2012 a las 4:49pm

Esa es la idea, gracias por su gentil comentario!

Comentario hecho por Isaí Torres el abril 27, 2012 a las 9:34am

Entretenido!!

Comentario hecho por Humberto J. Boscán F. el abril 22, 2012 a las 9:38am

Curioso además mi querida Naty!

Comentario hecho por N@ty el abril 22, 2012 a las 8:38am

Ja! interesante...

Publicidad



RECURSOS

Equipo de Diabetes Hands Foundation

EQUIPO DHF

Manuel Hernandez
(Co-Fundador, Editor, tipo 1.5/LADA)

Mila Ferrer
(Gerente de la Comunidad EsTuDiabetes, madre de un niño con tipo 1)

Emily Coles
(Gerente de la Comunidad TuDiabetes, tipo 1)

Mike Lawson
(Gerente de Experiencias, tipo 1)

Corinna Cornejo
(Gerente de Desarrollo, tipo 2)

Desiree Johnson
(Asistente Administrativa y de Programas, tipo 1)

 

VOLUNTARIOS DHF

Administradores

Jimmy
N@ty

Abraam

Humberto

Comité de Bienvenida y Apoyo

Riega la Voz

Cargando…

© 2014   Una comunidad de personas afectadas por la diabetes, un programa de la Diabetes Hands Foundation.

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio