Fresno Clasificación científica: Familia: Oleáceas Nombre científico: Fraxinus Imponente árbol, de corteza gris pálida, lisa al principio y llena de surcos con la edad. La copa tiene una alta cúpula irregular de follaje denso. La hoja es delgada de 15-25 cm. de largo, son lanceoladas, con el haz verde oscura y agrupadas en 9-13 folíolos. Los frutos son planos y alargados, las sámaras, son verdes (marrones al madurar), tienen un ala plana y forman densas inflorescencias colgantes; maduran a finales de enero. Sus flores son poco vistosas, de color rojo oscuro y sin pétalos. Puede llegar a alcanzar sobre unos 42 metros. Su crecimiento es rápido. Fresnos más conocidos: Fraxinus excelsior, crece en tierras de la España Peninsular, por el norte y sus poblaciones. En Vizcaya se le llama lizarr u otso lizarr, que vendría a significar fresno de lobos. Suele alcanzar los 20 y 30 metros de altura hacia los 75 años, edad en la que detiene su crecimiento. Se distingue de sus hermanos también por sus yemas invernales negras. Fraxinus angustifolia, más extendido en la mitad meridional de España, aunque llega hasta los Pirineos y Portugal. Sólo consigue alcanzar lo 15-20 metros, siendo muy similar al anterior, aunque este aguanta mejor las sequías y sus yemas invernales son de color café. Su corteza posee sustancias tóxicas, pero sus hojas tiernas y recién brotadas pueden comerse en ensaladas. Fraxinus Ornus, conocido como fresno de flor o fresno del maná, aunque el verdadero maná se extrae de él. Fraximus rotundifolia, vive desde la Península Ibérica hasta Turquía, en climas más templados. Precisa abundante sol y soporta los ambientes secos. Muy utilizado en jardinería por sus blancas flores vistosas. En Europa existen numerosas especies de fresno. Sin embargo, la variedad utilizada por sus virtudes medicinales es la llamada " fresno elevado". Entre sus peculiares características observamos la de su variedad sexual, pues existen fresnos con flores masculinas, con flores femeninas, con ambas o incluso hermafroditas. En ámbitos rurales, desde siempre ha sido muy aprovechado y utilizado, talandolo cuando alcanzaba los 75 años, cuando el fresno se encuentra en su mayor esplendor y desarrollo. Se ha usado en cestería y especialmente como forraje para el ganado tanto en estado verde como seco. Su leña arde tanto si está verde como si está seca. Tiene unas raíces poderosas siendo capaz de dañar los cimientos de edificios cercanos, sino se tiene la precaución de alejar dichas construcciones de ellos en los terrenos poco profundos. En suelos profundos sus raíces no dañan ni afectan a las construcciones. La morada del fresno se ubica preferentemente en aquellas tierras fértiles donde existan suelos calcáreos, aunque es versátil y se acomoda a toda clase de suelos. Es un amante impenitente de la humedad, tanto de la que produce la Tierra, como la del entorno en donde pueda arraigar. Sin embargo, es hábil en adaptarse a épocas de sequía. Una vez que una semilla de fresno ha colonizado un área, crece rápidamente, desarrollando una potente y profunda raíz central que posteriormente se ramifica en diversas laterales. Le gusta enraizarse en los lindes de los bosques formando parte de los setos y gusta de asentarse en bosques de ribera, pero donde mejor se dispersa es en los valles y en las extensas praderas, vivificando con su aporte a las hierbas del lugar. La montaña y las zonas más agrestes no son el idóneo lugar para su aclimatación. El Fresno es originario de Europa. Florece en primavera, antes de que salgan las hojas. Principios activos: Polifenólicos, ácido ursólico, esteroides, ácido málico, pigmentos flavónicos, heterósidos cumarínicos, y en la corteza, además, aceite esencial. Sus componentes químicos más utilizados son el manitol, ácido málico, tanino y quercitrina Propiedades: Las numerosas sustancias antiinflamatorias, drenantes y antioxidantes presentes en sus hojas se aprovechan en la medicina tradicional desde hace siglos. En la Edad Media, Santa Hildegarda utilizaba las hojas del fresno en el tratamiento de la gota. Se ha utilizado contra el reuma, la gota y, en general, los procesos inflamatorios y dolorosos de las articulaciones y de las vías urinarias. En cosmetología, por sus propiedades hidratantes. Una infusión de las hojas de fresno alivia y combate la artritis. Utilizada también en la retención de agua, edema: facilita la pérdida de peso. La actividad diurética se debe a su contenido en manitol y sales de potasio. Un preparado a base de hojas de fresno ayuda a aliviar la retención de orina Utilizado antiguamente como cura para las fiebres altas. Las propiedades febrífugas de su corteza son conocidas desde la antigüedad. Sus bayas curan las heridas, las hojas frescas se usan para lavarlas. También se emplea para eliminar cálculos renales. Se utiliza en infusión, a razón de 5 g de producto por cada taza de agua. Se toma una taza varias veces al día. La presencia de mucílagos le proporciona una acción laxante muy suave, regulan el tránsito gastrointestinal y para eliminar parásitos intestinales. En general sus hojas ejercen un discreto efecto antiinflamatorio y laxante. Viejas creencias rurales afirman que cura y quita verrugas. El empirismo popular, transmitido por numerosos médicos, ha resaltado sus propiedades antiinflamatorias, antirreumáticas, antiartríticas y diuréticas. Gracias a estas propiedades, las hojas del fresno son utilizadas eficazmente en los reumatismos gotosos, artritis, dolores articulares, lumbago, ciática, tendinitis y esguinces. Se recolectan tanto la corteza de las ramas jóvenes como las hojas, preferentemente de árboles talados. Se secan las partes extraídas sobre cañizos. Parte utilizada: Hoja, fruto y corteza. Aplicaciones mágicas: Es un árbol muy pagano, poco aceptado por los cristianos que decían que era la morada de ciertos demonios. Es el árbol más venerado por la humanidad: Romanos, Griegos, Vascos, Norteafricanos, Vikingos y como no, Los Celtas, han admirado simultáneamente a este ente. Con su madera se hace un talismán que protege del ahogamiento. Además, aleja los rayos de las tormentas. Las varitas mágicas de los druidas se hacían con ramas de fresno. La hoja se lleva en una bolsita o un bolsillo, y se cree que protege contra la brujería. También se coloca una hoja en cada esquina de las casas, para protegerlas del mal. Conocido como Nion por los antiguos celtas, correspondía en su calendario lunar Ogham al período comprendido entre el 26 de diciembre y el 22 de enero. En la mitología escandinava, es un gran fresno, de nombre Ygdrasill, el que sostiene al mundo, con sus ramas en el cielo, su tronco en la tierra y sus raíces en el mar. Forma parte de la tríada de árboles consagrada a las hadas: "Roble, Fresno y Espino" y se dice que, en los lugares en los que se pueden ver estos tres árboles juntos, con un poco de suerte, se pueden ver hadas. Seguramente porque su madera es buena para hacer barcas y remos, por sus propiedades impermeables, desde tiempos antiguos se ha asociado a las deidades marinas y se utilizaba en invocaciones para proteger a los marinos. Se dice que sus hojas son protectoras y que sus ramas tienen propiedades curativas. Los árboles han sido una fuente de sabiduría tanto en la tradición nórdica como la céltica. Los celtas crearon el Ogham para expresar sus misterios y lo asociaron a un árbol diferente. Yggdrasill es el árbol más importante, el eje del cosmos y forma parte estructuradora. Muchos mitos giran a entorno a él. Los chamanes nórdicos realizaron sus ritos en los bosques sagrados y aprovecharon su sabiduría. Los árboles son seres vivos muy longevos en comparación a los animales y seres humanos. Ellos son seres receptores consiguiendo su energía vital de la tierra y el cielo. Están conectados al cielo a la tierra como Yggdrasill. Ellos viven durante generaciones humanas y van almacenando conocimiento del tiempo. Quien sabe escucharlos pueden aprender de su gran sabiduría. EN INGLES SE LLAMA  'ASH TREE

EN ESPANOL SE LLAMA FRESNO

Visitas: 8076

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de EsTuDiabetes para añadir comentarios!

Participar en EsTuDiabetes

Comentario hecho por ❀❀❀ LILA❀❀❀ RIOS ❀❀❀ el agosto 4, 2012 a las 10:52pm

Fresno o Fraxinus
Un fresno puede ser cualquiera de los árboles que componen el género Fraxinus, de la familia del olivo (Oleaceae). Son árboles de porte mediano a grande, de hoja caduca en general, aunque unas pocas especies subtropicales son perennifolias. Las hojas son opuestas, raramente en verticilos de tres, y generalmente pinnadocompuestas, aunque en algunas especies son simples. Las semillas están contenidas en una sámara.

Este árbol alcanza 15 a 20 metros de altura, de tronco recto y cilíndrico, proyecta mucha sombra. Es una especie diclino dioica (cada sexo en un solo pie).

Tiene su área natural de origen en la región oriental de Estados Unidos y de Canadá.

Es una especie rústica , crece en variadas condiciones climáticas y edáficas. Es muy resistente al frío y a las heladas. Prefiere suelos fértiles, frescos y algo húmedos. Es de crecimiento relativamente rápido, y es muy sensible al ataque de las hormigas.

Su cultivo se ha difundido a toda la Argentina, en particular en zonas rurales de provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Mendoza y Entre Ríos. El fresno americano que crece en estas regiones fue clasificado erróneamente como Fraxinus americana, de características similares a F. pennsylvanica.

Es muy indicado para ser utilizado en parques y paseos públicos y en el arbolado de calles. Su follaje verde lustroso que torna a amarillo intenso en otoño, le confiere marcados valores decorativos, además de brindar una sombra buena y fresca. Son árboles muy resistentes a la polución ambiental y de muy buena sanidad.

El nombre del género, fraxinus, deriva de la palabra latina "Phraxo", que significa cercado, dado que esta especie era utilizada para la construcción de cercos. En algunas regiones de la Argentina, como el Delta del Paraná, este fresno se asilvestró. Sus frutos uniseminados, dispersados por el viento, generan nuevos individuos causando graves cambios en esta zona. Una vez instalado, resulta muy difícil su control. Por ello debe tenerse en cuenta éste antecedente de planta invasora, a la hora de decidir su incorporación a lugares donde exista y pueda expandirse favorablemente.

Publicidad



RECURSOS

Equipo de Diabetes Hands Foundation

EQUIPO DHF

Manuel Hernandez
(Co-Fundador, Editor, tipo 1.5/LADA)

Mila Ferrer
(Gerente de la Comunidad EsTuDiabetes, madre de un niño con tipo 1)

Emily Coles
(Gerente de la Comunidad TuDiabetes, tipo 1)

Mike Lawson
(Gerente de Experiencias, tipo 1)

Corinna Cornejo
(Gerente de Desarrollo, tipo 2)

Desiree Johnson
(Asistente Administrativa y de Programas, tipo 1)

 

VOLUNTARIOS DHF

Administradores

Jimmy
N@ty

Abraam

Humberto

Comité de Bienvenida y Apoyo

Riega la Voz

Cargando…

© 2014   Una comunidad de personas afectadas por la diabetes, un programa de la Diabetes Hands Foundation.

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio